Junto con el viejo palacete del paseo de la Estación hay otro inmueble en Salamanca que ha sobrevivido al progreso urbanístico durante décadas. Se trata del caserón en el número 36 de la avenida de Italia, construido a comienzos del siglo XX y que actualmente presenta un importando estado de deterioro.

El Ayuntamiento ha dado un ultimátum a sus dueños: si no lo rehabilitan en el plazo de un mes serán sancionados severamente. La Inspección Técnica de Construcciones que se le ha realizado al caserón ha confirmado sus deficiencias, de ahí que se requiera su urgente restauración, como publicaba recientemente el Boletín Oficial de la Provincia. 

Desde el área de urbanismo del Ayuntamiento se estima que las obras que se deben acometer en el edificio suponen un presupuesto en torno a los 32.000 euros. Si los dueños no ejecutan la reforma, el Ayuntamiento podría encargarla de forma subsidiaria para evitar posibles derrumbes y después cobrar la factura a los dueños del edificio junto con la correspondiente multa.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído