El 6 de abril arrancó la Campaña de la Renta 2015, que en esta ocasión venía marcada por importantes novedades. No sólo por las modificaciones introducidas por la reforma fiscal, sino también por la simplificación de los trámites con el lanzamiento de Renta Web, un sistema informático que permite hacer la declaración desde cualquier dispositivo, bien sea la tableta o el teléfono móvil. Este jueves, 30 de junio, es el último día para presentar la declaración de la renta.

Si se ha olvidado de solicitar cita, la declaración puede presentarse fuera de plazo, aunque debe prepararse para pagar sanciones y recargo. En concreto, por no hacerlo en el tiempo estipulado, como mínimo una multa por incumplimiento de los plazos, que puede variar entre 100 y 400 euros. Esta sanción es inevitable, así que te aconsejamos que estés muy pendiente de la fecha límite para presentar tu declaración.

Si la declaración salía a devolver, lo mejor será presentar la documentación y pagar la sanción por hacerlo fuera de plazo antes de que Hacienda lo reclame. Así, se beneficiará de una reducción del 50% en los 200 euros de multa, más un 30% adicional por no reclamar la sanción. Por lo tanto, se quedará en unos 70 euros.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído