El Consejo de Ministros aborda este viernes los primeros detalles de una reforma laboral que seguirá los preceptos del programa electoral del Partido Popular al no alcanzar un acuerdo la patronal y los sindicatos. El objetivo principal es simplificar la tipología de contratos laborales para reducir la temporalidad y dar expectativas de estabilidad, flexibilidad y seguridad a todos los trabajadores y empresas.
 
Según han desvelado varios ministros durante los últimos días, el Ejecutivo aboga por un único contrato a tiempo completo con cláusulas comunes para todos los nuevos trabajadores y otro contrato para animar el empleo a tiempo parcial, a fin de simplificar los cerca de 40 contratos con los que cuenta el mercado laboral español. 

También se quiere cambiar el sistema salarial para basarlo en ganancias de productividad y no resultar inflacionista. Otra de las principales novedades sería reducir de tres meses a quince días el plazo en que un trabajador debe estar inscrito en el paro para poder acogerse al contrato de fomento del empleo estable.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído