Unión Progreso y Democracia considera que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) desdicen la propaganda del Gobierno regional y apuntan a un estancamiento en el desarrollo del empleo en Castilla y León.

 

La formación magenta muestra su preocupación por la considerable reducción de la población activa de la región, ya que se han perdido 15.500 activos respecto al mismo trimestre del año anterior, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

En opinión de este partido, esta disminución en los trabajadores activos no se compensa con los 9.400 parados menos (un 3,52%) que ha registrado la región, lo que supone una bajada casi dos puntos por debajo del conjunto nacional. 

 

De hecho, 257.400 personas carecen de empleo en Castilla y León y el número de personas que busca su primer trabajo o que dejaron el suyo hace más de un año se ha incrementado en 9.000 personas, alcanzando los 152.200 en el primer trimestre de 2014. 

 

El coordinador territorial, Rafael Delgado, afirma que con estas cifras “no se ven pruebas de mejora ni consolidación de las economías nacional y regional”. Delgado explica la EPA de este trimestre “no acompaña a la propaganda del Gobierno” y considera que a la vista de los datos “las medidas de choque del Ejecutivo tenían que haber dado algún resultado, algo que no han hecho”.

 

Asimismo, el coordinador territorial advierte de que en el ámbito nacional la contratación privada se ha contraído por encima de la creación de empleo en el sector público, el que ha experimentado un incremento mayor en esta última encuesta. “Esta pérdida de empleo privado”, asegura, “tiene efectos perniciosos en el medio y corto plazo: subida de impuestos, bajada del consumo y disminución de la competitividad. Esto contradice el mensaje de racionalización de la administración y supone un riesgo añadido para nuestra maltrecha economía”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído