Unión Progreso y Democracia (UPyD) en Castilla y León ha reiterado su posición a favor de de la eliminación del Procurador del Común, un organismo que considera superfluo y que debería suprimirse para ahorrar costes y evitar duplicidades. "Mientras la Junta de Castilla y León contempla únicamente medidas que afectan directamente a la calidad de vida y a los bolsillos de los ciudadanos como el céntimo sanitario, en cambio no recorta en aquellos gastos y organismos que son prescindibles y que sólo tienen interés para colocar a más políticos", explica en un comunicado
 
A su juicio, "el mejor ejemplo de este despropósito es la contratación, sin oferta pública", de Joaquín Otero, antiguo procurador en las Cortes de Castilla y León. Así, tiene un presupuesto publicado en el año 2011 de 2.266.000 euros, sin contar con las cantidades invertidas en su nueva sede en León, sufragada por todos los ciudadanos de la comunidad autónoma. Para UPyD la única reducción que cabe es su completa desaparición.
 
La formación magenta publicó en abril de 2010 el documento titulado 'El coste del Estado autonómico', un estudio en el que estimaba que se podrían ahorrar hasta 26.000 millones de euros racionalizando las administraciones, lo que implicaba eliminar estos organismos superfluos y competencias duplicadas. "Hoy resulta innegable que en las comunidades autónomas está el mayor foco de despilfarro y el gran agujero negro de la economía española. La lucha contra el fraude fiscal o la reforma de la financiación autonómica son otras políticas cuya reforma ha reclamado UPyD y que ayudarían a equilibrar el presupuesto estatal sin tocar los pilares básicos del estado de bienestar, aquellos que garantizan la igualdad de todos los españoles", concluye.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído