Según el último Barómetro del Mayor de Unión Democrática de Pensionistas, realizado por el instituto de opinión Simple Lógica, sólo el 4% de los cuidadores mayores de 65 años recibe algún tipo de apoyo de los Servicios Sociales, mientras que un 46% se la financian ellos o recibe ayuda esporádica de familiares. Por tanto, no hay vacaciones, ni horas de descanso para la mitad de los cuidadores de personas dependientes mayores de 65 años, que realizan esta labor sin ningún tipo de ayuda.

Además, siete de cada diez cuidadores conviven con la persona que tienen a su cargo, realizando esta labor de forma continua en el 91% de los casos. Es el caso de Rosinda Gracia, que lleva seis años sin poder irse de vacaciones al tener que atender a su suegra. “No pedimos dinero, pero sí algún apoyo que nos proporcione un desahogo en momentos de apuro”. Por eso, para el presidente de Unión Democrática de Pensionistas, UDP, Luis Martín Pindado, “es preciso establecer programas de respiro familiar y de apoyo a los cuidadores informales, que en muchas ocasiones están soportando situaciones límite”.

En cuanto al tiempo que llevan realizando esta labor, en el caso de los cuidadores mayores de 65 años, el 86% lleva una media de once años; y entre la población general el 81% lleva una media de siete años. En cuanto al vínculo que une a la persona que recibe los cuidados y al cuidador, es familiar. Entre los mayores de 65 años principalmente es el cónyuge (53%), un hijo (12%), la madre (9%) u otro familiar (17%).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído