El número de matriculaciones de turismos descendió entre enero y abril un seis por ciento por ciento en la provincia de Salamanca respecto a los mismos meses de 2011, hasta las 952 unidades, pese a repuntar durante el mes de abril un doce por ciento, el mayor incremento de Castilla y León, con 227 unidades, según los datos de los fabricantes y concesionarios de vehículos.
 
Por provincias y en relación a los cuatro primeros meses del año, el número de matriculaciones descendió en Zamora (547), un 19,8 por ciento, en Soria (264), un 15,6 por ciento, en Burgos (1.389), un 14,6 por ciento, en León (1.401), un 13,8 por ciento, en Valladolid (1.961), un 12,8 por ciento, en Ávila (520), un 8,4 por ciento, en Palencia (555) y en Segovia (480), un 3,8 por ciento. En cuanto al mes de abril, las matriculaciones aumentaron en Zamora (144), un 5,8 por ciento, y en Palencia (127), un 0,79 por ciento. Por el contrario, mermaron en Soria (49), un 31,9 por ciento, en Ávila (103), un 26,4 por ciento, en León (313), un 18,9 por ciento, en Burgos (311), un 17,3 por ciento, en Valladolid (469), un 8,4 por ciento, y en Segovia (115), 0,8 por ciento.
 
Hasta ahora, gracias al comportamiento de la exportación, las fábricas han mantenido unos ritmos aceptables de fabricación, pero la coyuntura económica exterior de los principales países destinatarios de nuestros vehículos se está resintiendo también, lo que hace tambalear, una de las vías para conseguir crecimiento. "Por ello, debemos mirar hacia el mercado interno y ser valientes parta tomar medidas expansivas que dinamicen el consumo interno”, aseguran los profesionales del sector en un comunicado.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído