La Federación de Autónomos ATA alerta de que el sector del comercio se encuentra en una situación realmente complicada, con una constante y continuada caída de las ventas y pérdidas de empleos. Especialmente preocupante es, además, que los comercios familiares y de proximidad continúan profundizando su caída y destruyendo empleo ya que en el sector del comercio minorista el empleo disminuyó un 1,7% en el séptimo mes del año. Se encadenan así 22 meses consecutivos de caídas interanuales.

En julio, según el INE, se produjeron recortes de empleo en todos los modos de distribución. Los mayores descensos se los anotaron las pequeñas cadenas (-5%) y las grandes superficies (-4,4%), mientras que las empresas unilocalizadas recortaron la ocupación un 0,5% y las grandes cadenas, un 0,1%. Sin embargo, cabe destacar que el número de emprendedores del sector comercio en julio ha aumentado en 2.501 emprendedores desde julio de 2012. 

 
“Son 37 meses de pérdidas en las ventas, que se han notado, y mucho, en el día a día del pequeño comercio y se ha visto reflejado en el empleo”, asegura Lorenzo Amor, presidente de ATA. “La continua caída que afecta seriamente a los comerciantes autónomos reflejan el escaso consumo que lastra la economía real y frena la creación de empleo. Es fundamental, para cambiar esta situación, que se reactive el crédito y fluya la financiación. El hecho de que desde la puesta en marcha del Plan de Apoyo al Comercio haya aumentado el número de autónomos es la única noticia positiva dentro de la espiral de caída del consumo. Desde la Federación esperamos que pronto mejore la demanda interna para poder salir adelante con los negocios que tanto ha costado levantar”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído