Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el Índice de Comercio al por Menor (ICM), ponen de nuevo en evidencia “que la crisis del consumo está poniendo en especiales dificultades a los trabajadores autónomos que regentan los comercios minoristas así como a las pequeñas cadenas comerciales que agrupan en la mayoría de los casos a comerciantes autónomos independientes”, explica el secretario Institucional de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), César García. 

Aunque los datos parecen cambiar algo la tendencia, frente a una caída media en las ventas en el cómputo acumulado en 2013 del más del 20%, el mes de abril de 2014, sólo ha registrado un descenso del 1,1%. Todo ello gracias a la buena campaña de Semana Santa. Por su parte, los datos del empleo siguen siendo negativos, los formatos comerciales que tiene un mayor volumen de ventas no traducen éstas en empleo y, como viene destacando UPTA durante todo el año, son precisamente los comercios más pequeños, autónomos y familiares, los que lo mantienen con más eficacia. Así, en la media nacional de los cuatro primeros meses del año la reducción de empleo en el comercio general es de un 0’7%, mientras los comerciantes autónomos lo han incrementado en un 0,1.

 
UPTA también quiere resaltar el fracaso del modelo comercial de las grandes superficies. Aunque han sido las grandes beneficiadas en la implantación de los nuevos horarios comerciales libres y las aperturas en festivos. “No remontan el gran descenso de ventas que llevan acumulando en estos años de crisis y contrariamente a lo afirmado no sólo no han creado nuevo empleo, sino que lo destruyen, situando el índice de pérdida de ocupación en el 0,3%”, asegura García. Y a pesar de los datos, el Plan de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista, aprobado en el pasado Consejo de Ministros, para el año 2014 parece seguir la senda del aprobado en el año 2013.
 
La asociación sigue echando de menos "una vez más verdaderas políticas de sucesión de los negocios, acompañadas de políticas sociales suficientes para asegurar el paso a situaciones de jubilación de los actuales titulares con carácter anticipado y en condiciones dignas. No se apoya la integración de jóvenes autónomos, puesto que continúa sin regularizar la cotización a tiempo parcial y condiciones especiales para las políticas de relevo generacional". En estas condiciones, UPTA pide al Gobierno que revise el Plan aprobado por el Consejo de Ministros y que cuente con las organizaciones de autónomos para diseñar un Proyecto realmente viable y adaptado a la realidad de los más de 600.000 comerciantes autónomos actualmente existentes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído