Pese a que en España encontrar trabajo sigue siendo la asignatura pendiente del Gobierno, parece que el inicio del año 2014 está siendo algo más positivo en la búsqueda de empleo tal y como demuestra el aumento de la oferta laboral en medios de comunicación en prensa o webs digitales especializadas en lograr un nuevo puesto de trabajo y salir, de un vez por todas, de las listas del desempleo. Pero para poder acceder al mercado laboral ya no solo es necesario la preparación que se exige. Psicólogos expertos en búsqueda de empleo aseguran que la primera impresión en la entrevista de trabajo influye tanto como la capacidad educativa y de formación que pueda tener el candidato. De hecho no es la primera vez que en un proceso de selección, la empresa termina declinándose porque aquella persona que presenta un aspecto notable aunque no cuente con todos los requisitos que se plantean en la oferta de trabajo. 

Dentro de lo que puede ser el protocolo de la entrevista, al margen de un aspecto físico donde debe evitarse dejarse la barba, el pelo largo o mostrar públicamente tatuajes, es necesario saber cómo ir vestidos a la entrevista de trabajo. Y esto deberá ir siempre acorde a las necesidades de la empresa. Esto es, no es necesario ir de traje chaqueta si lo que se precisa es un puesto de mecánico en un taller. Pero si la demanda es técnico-administrativa o para un puesto de trabajo de rango intermedio alto, acudir bien vestidos es fundamental. Entre las prendas más importantes: la corbata, que nunca debe faltar si es un hombre el que demanda el puesto de trabajo.

 

La corbata cada día más adquiere una importancia vital en los looks profesionales. De hecho, hasta las webs más importantes de moda y complementos como Zalando han dedicado un apartado especial para ellas, con el fin de que puedan cumplir con las expectativas de aquellos que desean acompañar sus looks con una prenda que puede ser multicolor, a rayas, lisas o de tonalidades flúor. Esta prenda siempre debe hacer juego con la camisa, hay que intentar evitar ser estridentes con la mezcla de los colores para no distraer la conversación en el proceso de selección. Cinturón y zapatos siempre deben ir a juego y, para evitar dar un aspecto por encima de las necesidades del puesto de trabajo que pueda provocar un rechazo en la empresa, no es recomendable llevar gemelos en las mangas de camisa.

 

Existen dos tipos de corbata: la más larga (generalmente la más vendida y la que más se usa), y la corta o de estilo moño a mitad de la camisa. En los últimos años la tendencia marcó un nuevo modelo calificado como slim, destacada por su estrechez aunque de idéntico tamaño a la corbata clásica. Aunque pocos lo conocen, la historia de este complemento, tal y como lo conocemos en la actualidad se asemejan a aquellas que se utilizaban en colegios de alta reputación como Oxford donde en 1880 aparecían las primeras corbatas con diferentes colores o estampados haciendo juego con los trajes. Esta idea poco a poco se fue extendiendo por universidades y clubes de prestigio hasta que se convirtió en algo habitual. Fue en 1924 cuando el diseñador Jesse Langsdorf evolucionó en su corte y cosido. Avance que terminó patentándose y distribuyéndose por todo el mundo. 

 

Los nudos, toda una tradición

 

La corbata es un artículo esencial y no todos sus admiradores saben anudarla. Y existen diferentes tipos de nudos para llevar esta prenda sobre la camisa. Los más conocidos son el inglés y el nudo francés, cuya diferencia radica principalmente en las vueltas que se le da a la tele para hacer más voluminoso el trazo. Pero para anudar la corbata se puede hacer de múltiples maneras.

 

Nudo simple, nudo doble simple, el Windsor (llamado así por el Duque de Windsor e ideal para cuellos abiertos o cortados donde se puede acomodar un nudo más ancho), el nudo Trinidad, el Pratt o el Ediety. Cualquiera de ellos pueden ser ideales para llevarlos. Tan solo es necesario un poco de destreza y algunas horas frente a un espejo para aprender a hacerlos sin necesidad de pedir ayuda. 

 

177.147 formas más de poder hacer un nudo

 

Un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Estocolmo realizó hace algunos años un curioso estudio donde investigaron cuántas formas matemáticas hay de anudar una corbata y esa fue la cifra. Todo comenzó después de una imagen en la película The Matrix Reloaded y que dejó muy en la prehistoria un estudio anterior de Mao y Fink donde afirmaban que una corbata no podía anudarse más de 87 formas diferentes. 

 

Los científicos llegaron a la conclusión de que los tres movimientos que puede hacerse a la hora de anudarse una corbata (de izquierda a derecha, arriba y hacia abajo), pueden combinarse entre sí hasta once veces y no ocho como los primeros análisis elaborados al respecto.

 

Cómo combinarla

 

Dependiendo del presupuesto siempre es importante ir sobre seguro. Los expertos recomiendan mantenerse siempre dentro de la sencillez. Prescindir de estampados o colores muy llamativos en trajes o camisa además de buscar el contraste necesario a partir de una corbata multicolor o estampada. Los contrastes suelen dar más realce a la armonía mientras que si los colores son equilibrados, estos calmarán a los opuestos.

 

Si se opta, por ejemplo, por una chaqueta a cuadros grandes y estampados, la camisa siempre debería ser monocolor o de pequeños cuadros yendo siempre desde lo más grande hacia lo más pequeño, de afuera hacia adentro. Para elegir la corbata ideal bastará observar cuál es la parte dominante del traje para optar por una monocolor y de tonalidad más seria. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído