Algnos de los problemas detectados en el complejo hospitalario de Salamanca ponen en riesgo, según el informe realizado por UGT,  tanto a usuarios como a trabajadores. En cuanto a la ventilación, en esta zona confluyen malos olores y mucho calor. Se requiere ventilación y no solo por cuestiones de salud laboral, tambien por higiene y dignidad de los pacientes ingresados. Además, existe un cuarto común que se utiliza como almacén, taller de reparación de máquinas de diálisis y cuarto de limpieza.

 

En cuanto a  medidas de emergencia, las vías de evacuación están obstruidas, ocupadas por equipos de trabajo, por tanto anuladas. La salida de emergencia existente en este servicio está innutilizada ya que el nuevo servicio de endoscopia, ubicado en el trayecto de la salida de emergencias,  permance cerrado por las noches y por tanto la salida de emergencia queda anulada. No están señalizadas ni las salidas de emergencia ni las vías de evacuación y los trabajadores no han sido formados en medidas de evacuación. En consecuencia, se deduce que no están implantadas las medidas de emergencia.

 

Por otro lado, no hay constancia del cumplimiento del mantenimiento preventivo que certifique el control de instalaciones de gases, agua, luz, ventilación, temperatura, etcétera, que garantice el funcionamiento de las mismas. El control de enfermería no reúne condiciones ergonómicas ni de espacio, iluminación ni ventilación. Y el ordenador que utiliza la enfermería está dentro del almacén de farmacia, con ausencia también de espacio suficiente, ventilación e iluminación baja.
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído