Uno de los viejos inmuebles que permanecen entre el entramado urbanístico de Salamanca es el palacete situado en el Paseo de la Estación. Después de no haberse realizado en él ninguna actuación de rehabilitación en los últimos años, ni por la propiedad ni de forma subsidiaria por el propio Ayuntamiento, vuelve a estar repleto de maleza.

En la actualidad el viejo palacete vuelve a presentar un importante estado de abandono y se ha convertido en un lugar de depósito de restos de basura, además de que en el interior del recinto ha ido creciendo la maleza de forma incontrolada que, con las altas temperaturas, ha llegado a convertirse en un secarral. Asimismo, el muro perimetral que delimita la propiedad ha sufrido daños que no han sido reparados, pudiendo suponer todo ello un riesgo de seguridad para los vecinos de la zona. 

En el primer semestre del año 2013, y ante un estado de abandono similar al actual, el Ayuntamiento realizó, de forma subsidiaria, una serie de actuaciones en el interior de la propiedad que, entre otras, incluía el desbroce de la zona ajardinada. 

El Consistorio ha instado a los dueños en varias ocasiones a acometer su restauración y limpiar la maleza. Incluso les ha sancionado por hacer caso omiso. De ahí que tuviera que intervenir en el adecentamiento de la zona ajardinada e incluso la Policía Local desalojar a los ?okupas? que allí residían. Ahora, la edificación se ha convertido en un dormitorio para los gatos callejeros de la zona.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído