El colectivo ecologista SEO/BirdLife ha celebrado un año más el Día Mundial de las Aves en el Puente Romano de Salamanca. Una jornada con anillamiento científico, puesto de información, talleres infantiles, observación de aves y un paseo ornitológico guiado de 10:00 a 14:00 horas en el que el viento existente ha empañado la celebración.

En esta ocasión, además de la colaboración del Ayuntamiento de Salamanca, han estado presentes el Centro de Recuperación de la Fauna de Las Dunas y el Centro Lorenzo Milani-Santiago Uno, con la participación de la escuela de circo. 

Ecologistas en Acción advierte de las graves consecuencias que el cambio climático está produciendo sobre esos animales y sus hábitats, lo que provocará previsiblemente la extinción a medio plazo de un importante número de especies. Recuerda que los países mediterráneos son especialmente vulnerables al cambio climático. Así, cada año es más evidente que el efecto de las subidas de temperatura, la subida del nivel del mar o el aumento de intensidad y frecuencia de fenómenos climáticos extremos como inundaciones, sequías y olas de calor están provocando la alteración de procesos naturales como la migración o la floración.

Todo ello está produciendo el desplazamiento de numerosas especies de aves del sur hacia el norte y de las zonas bajas a otras más altas. Una de las consecuencias de este desplazamiento es que, en los últimos años, han empezado a criar en el sur de España varias especies de aves del norte de África (camachuelo trompetero, ratonero moro, corredor sahariano, etc.).

Asimismo, las especies de aves propias de las zonas altas, especialmente de Pirineos y de la cornisa Cantábrica, al no disponer de zonas de mayor altitud, están viendo mermadas sus poblaciones y áreas de distribución. Si a estas amenazas le sumamos los efectos del cambio climático, todo apunta a la extinción en pocos años de especies como el urogallo, la perdiz nival o la perdiz pardilla, entre otras.

Fechas que no se adaptan al curso de la naturaleza

Las aves migratorias son un grupo especialmente afectado por el cambio climático, ya que se están reduciendo las migraciones. Por otro lado, muchas aves están adelantando sus migraciones como respuesta al aumento de las temperaturas. Eso provoca que realicen la reproducción cuando la disponibilidad de alimento es escasa, lo que pone en riesgo el éxito de la época de cría. Otras consecuencias del cambio climático que suponen un peligro para las aves son las sequías profundas, las inundaciones intensas o el incremento de los incendios forestales.

Todos los estudios realizados al respecto apuntan a la próxima extinción de un gran número de especies de vertebrados por todo el mundo a causa del cambio climático, una parte importante de las cuales son aves. Incluso especies de aves muy comunes hasta ahora, como el gorrión común o el ánade azulón, están viendo mermadas sus poblaciones por esta suma de fenómenos agravados por el cambio climático.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído