Mientras había compañías aéreas que volaban desde Matacán a varios puntos de España e incluso hasta París, las administraciones plantearon dar un impulso internacional al aeropuerto de Salamanca. Así, se proyectaron vuelos turísticos desde todo el mundo por los centenarios de Santa Teresa de Jesús, pero se quedaron en el aire.

Era el año 2007. Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Salamanca solicitaron al Vaticano ser uno de los destinos de peregrinación con motivo del quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús en 2015 y el cuarto centenario de la beatificación en 2014. El objetivo era atraer a cientos de personas cada semana para visitar Alba de Tormes, lugar donde se encuentra el sepulcro de la Doctora Universal de la Iglesia, y también los lugares de la capital donde desarrolló su labor.

Incluso se proyectó una autovía entre Salamanca y Alba de Tormes por parte de la Junta de Castilla y León, dentro de un plan autonómico de carreteras. También la construcción de un nuevo puente sobre el río Tormes en la villa ducal para dar salida al volumen de tráfico que se preveía. Pero el estallido de la crisis evaporó todo y dejó sin ni siquiera iniciar unos proyectos que costaban millones y millones de euros hacer realidad.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído