El cole está a la vuelta de la esquina. Toca equipar a los niños y comprar todo lo necesario: libros, estuches, mochilas, chándal, actividades extraescolares... Un desembolso importante para las exiguas economías domésticas. El pasado año la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizó una encuesta entre familias con hijos con edad escolar, llegando a la conclusión de que por cada hijo el gasto medio ronda los 1.900 euros anuales (en los centros privados puede superar los 5.000 euros). 

Las cuotas escolares (en colegios concertados o privados), el comedor, el transporte y las clases extraescolares (idiomas, deporte, artísticas) son los principales gastos que cada mes afrontan las familias. Pero además, ahora toca equipar al pequeño: uniforme, zapatos, libros y material escolar… La cuesta de septiembre se presenta empinada, pero ahorrar es posible.

Cinco maneras de recortar gastos

1. Comprar en los sitios más baratos. Nuestros estudios de años anteriores nos han servido para comprobar que, en general, la opción más barata para comprar los libros son los hipermercados: el ahorro puede llegar al 25%. Sin embargo, las librerías de barrio aciertan más con los libros y gestionan mejor posibles errores y problemas.

2. Plantearse el intercambio. Alternativas como el intercambio de libros de texto puede ayudarte a que el presupuesto escolar se reduzca considerablemente, ya sea a través de la Asociación de Padres del Colegio o por libre (en plataformas como Donaz o TruequeBook).

3. Recurrir al trueque de ropa y materiales. Muchos padres se organizan espontáneamente, de forma que los niños más pequeños “heredan” el material o la ropa de los mayores. Y cada vez hay más centros que (normalmente a través del AMPA) se encargan de alentar la recogida de uniformes y material para los más pequeños. También hay plataformas como Creciclando.

4. Revisar la cartera. Comprueba los materiales que pueden servirte del año pasado, rellena el estuche, revisa cuadernos, pinturas, reglas y compases... Pide al niño que te ayude a hacer una lista de las cosas que realmente hacen falta y cíñete a ella.

5. No caer en la tentación de las marcas. Cuidado con el material escolar: estuches, mochilas, carpetas pueden triplicar su precio si son del dibujito de moda. ¿Lo mejor? Dejar al niño en casa cuando vayas a comprarlo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído