Comisiones Obreras destaca (CCOO) destaca que el tercer cuatrimestre del año se afronta con escepticismo, desconfianza e inseguridad, ante las elecciones generales que están por celebrarse en los próximos meses. "Con un gobierno agotado, que continua sacando pecho por los datos macroeconómicos, que para nada se reflejan en la ciudadanía de a pié", según su secretario provincial, Emilio Pérez.

Y es que se sigue destruyendo empleo, se presupuestan partidas insuficientes para la protección social y sigue primando el pago de la deuda del país, que continua siendo de más del 98% del PIB, afirma CCOO. A ello añade que los presupuestos no tienen como prioridad maximizar la creación de empleo de calidad, sino ganar las elecciones, "bajando impuestos de manera indiscriminada en 2015 y haciendo guiños para 2016 sobre futuras bajadas del IRPF o aumentos del gasto para algunos colectivos, como los empleados públicos de la Administración Central".

Para Emilio Pérez, "sin una reforma fiscal absolutamente necesaria, más equitativa, más solidaria y más justa, para conseguir los ingresos necesarios que precisa este país para conseguir hacer llegar la verdadera mejora económica a quienes más lo están necesitando desde hace ya más de ocho años". "El Gobierno sigue dando la espalda a establecer políticas que terminen o reduzcan el grave fraude fiscal que se sigue produciendo y mantiene los ojos cerrados ante la inasumible economía sumergida que se sigue generando, como consecuencia de la absoluta precariedad e insuficiencia del escaso empleo que se crea", concluye.

Por su parte, la Unión General de Trabajadores (UGT) considera que del análisis de los datos publicados este mes sobre Salamanca, "queda acreditada la fragilidad del empleo creado, pues el mínimo síntoma económico, afecta directamente a la destrucción de empleo". "La ciudad de servicios por excelencia, como así la tildan la mayoría de nuestros políticos, sufre el mayor perjuicio en ese sector, que es donde más incide el desempleo", añade su secretario provincial, José Luis Hernández Rivas.

Desde UGT temen que la situación empeore en los próximos meses con motivo del fin de los contratos temporales y parciales que se han venido propiciando desde los distintos Ayuntamientos y Diputación. Asimismo, la subida de las tasas de la Universidad, que la sitúan como la segunda más cara del país, sólo detrás de Barcelona, influye negativamente en la economía de la provincia charra. Por eso instan a una reunión de la mesa por el empleo del diálogo social a fin de debatir las propuestas que aporten sus miembros.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído