El Ayuntamiento de Salamanca ha recordado mediante una carta a las asociaciones vecinales de ZOES, Puente Ladrillo y El Arrabal que el 1 de junio el Ayuntamiento dejará de pagar los alquileres de los locales que utilizan y que no son de titularidad municipal. El Ayuntamiento reitera sus compromiso con las asociaciones de vecinos y su respaldo a la labor que realizan en los diferentes barrios de la ciudad. De este modo, continúa poniendo a disposición de los colectivos vecinales distintos espacios municipales para que desarrollen su actividad.
 
En el caso de ZOES, el Consistorio salmantino permite que este colectivo continúe manteniendo un espacio municipal de 270 metros cuadrados, del que el Ayuntamiento de Salamanca asume la totalidad de los gastos, para realizar sus actividades. Además, se les han puesto a su disposición los espacios que componen la Red Municipal de Centros de Participación, y en concreto el Centro Miguel de Unamuno, por su proximidad. 
 
En el caso de la asociación de El Arrabal dispondrá, a partir de ahora, de otro local municipal en Chamberí; mientras que la Asociación de Puente Ladrillo podrá disfrutar de otro espacio municipal en la calle Borneo, muy cerca del que tenía anteriormente
 
El Ayuntamiento de Salamanca recuerda que esta medida está incluida dentro del Plan Municipal de Austeridad  y persigue aprovechar las instalaciones propias del Ayuntamiento de Salamanca y eliminar gastos innecesarios. En concreto, la rescisión de contratos de arrendamientos a terceros supone un ahorro para el Consistorio de más de 129.000 euros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído