“Es una buena campaña de patata, con buenos rendimientos, aunque los precios se están desplomando”, especialmente en variedades como la roja, donde no se cubren los costes de producción.

Los agricultores salmantinos se encuentran satisfechos con la producción en la que mucho han tenido que ver las condiciones meteorológicas, sin tormentas que dañaran la planta.

Con el mercado de la patata en pleno auge en la principal comunidad productora de España, en algunas zonas productoras de Salamanca, los rendimientos rondan los 50.000 kilos, por encima de la media de Castilla y León, donde algunas variedades se han quedado en 45.000 kilos.

Son muchos los agricultores que, en estos momentos, se encuentran arrancando ya la patada con contrato, destinada  a la producción industrial, principalmente de la variedad de la agria. Sobre los precios, las diferencias las marcan las variedades.

 La blanca ronda los 16-18 céntimos; la agria 0,17, y a un precio sensiblemente inferior, la roja, por un exceso de oferta en el mercado,  que en algunos casos no llega a los ocho céntimos, por lo que el agricultor no cubre los costes de producción.

Los almacenistas de patatas tienen la sartén por el mango

Los buenos augurios del inicio de campaña de la patata se han venido al traste en las dos últimas semanas en la Lonja de León. Con un buen inicio en la provincia de Salamanca, el arranque generalizado en otras zonas productoras, como la provincia leonesa, ha vuelto a poner de manifiesto la inestabilidad de un producto a merced de terceros.

“Esta caída repentina del precio es sospechosa”, afirma a SALAMANCA24HORAS el secretario general de Asaja regional y presidente provincial de León, José Antonio Turrado, que atribuye la caída de precios de la última semana a los almacenistas. “Es un producto perecedero, hay que mantenerlo en cámara y la tiene quien la tiene”, lamenta.

Sin un exceso de oferta en el mercado nacional que pudiera inclinar el precio a la baja, Turrado achaca a determinados almacenistas la falta de contratos, de manera que pueden presionar al productor en el momento de mayor arranque.

De la producción de patatas de la provincia, la mitad están amparadas por contratos en precampaña que fijan precios y cantidades de compra, mientras que la otra mitad sale ahora al mercado libre coincidiendo con la campaña de arranque.

León, una de las lonjas de referencia para la cotización de la patata, puso cotización por primera vez en la campaña el pasado 11 de septiembre con precios entre 100 y 170 euros la tonelada, prácticamente la mitad a los de la pasada.  Los primeros precios oscilan entre los 170 euros de la agria, pasando por los 140 de la jaerla a los 100 de la red scarlett.


 Valladolid y Salamanca, a la cabeza regional en superficie

Castilla y León ha sembrado esta campaña 19.013 hectáreas, un 28% del total nacional, con 5.200 profesionales dedicados a este cultivo en la Comunidad y un ligero descenso respecto a anterior.

Valladolid, con 5.168 hectáreas, es la principal provincia productora, seguida de Salamanca con 4.444 hectáreas, que esta campaña siembra 1.600 de media estación y más de 2.800 hectáreas de patata tardía.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído