Las carnicerías sortean la crisis del coronavirus: "Toca reinventarse y buscar fórmulas para atraer a los consumidores"

El cierre de la hostelería perjudica de lleno a los carniceros que tienen en la restauración su principal destino, el resto, se adapta a la demanda, como explica el carnicero Manuel Mesón, de Aescarne

 Carniceria
Carniceria

Las medidas restrictivas en marcha para frenar la pandemia generada por el COVID-19 está arrastrando a los sectores más diversos a su desaparición; otros, aguantan, pero toca reinventarse para adaptarse a nuevos hábitos de consumo. Es el caso de las carnicerías, que se mantienen firmes en estos meses de crisis sanitaria y económica y, por el momento, siguen con su actividad habitual. "De momento, no se han cerrado carnicerías en Salamanca este año, sí años atrás".

El carnicero Manuel Mesón, miembro del comité ejecutivo de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Productos Cárnicos, Aescarne, explica que el cierre, de nuevo, de los establecimientos de hostelería y restauración desde este viernes, 6 de noviembre, está incidiendo en el sector en diferente medida, en función del peso que tienen en hostelería. Pero la crisis, remarca, "nos afecta a todos, nosotros somos clientes del sector primario, son nuestros proveedores principales y en ellos también repercute".

2025877

"Hay algunos compañeros que tienen un problema muy serio porque gran parte de sus ventas se centran en restauración", manifiesta Mesón, con un descenso significativo de consumo de las piezas más nobles de la ternera -chuletón o solomillo- o del lechazo, sin olvidarse de la panceta, lomo o costilla, productos de gran demanda en barra.

Con mucha incertidumbre, Manuel Mesón está convencido de que, como en otros sectores, hay que reinventarse y buscar fórmulas para atraer al consumidor final y que no se vaya a las grandes superficies o a otro tipo de establecimientos. Una reinvención que pasa, añade este profesional de la carnicería, por elaborar productos acorde a la demanda de los clientes. "Tenemos que destacar que somos artesanos de la carne, escuchamos a los clientes, los asesoramos y buscamos su fidelización".

¿Han cambiado los hábitos de consumo en estos meses de pandemia? "Más o menos", manifiesta Manuel Mesón, con una demanda que ha crecido, como la de las hamburguesas, "más solicitadas por las familias para meriendas o cenas, ante la imposibilidad de acudir a establecimientos". También reconoce que el cliente piensa antes de comprar y gastar "porque hay temor por lo que pueda pasar, el consumo se retrae, pero hay que seguir comiendo".

Las carnicerías ganaron cuota de mercado durante el confinamiento

El comercio especializado de la carne ha perdido en los últimos diez años en España un 30% de su cuota de mercado, tendencia que cambió este año entre marzo y junio, coincidiendo con los meses de confinamiento, recuperando parte de esa cuota por su cercanía y proximidad al cliente.

Son datos de la Confederación Española de Detallistas de la Carne, Cedecarne, que destaca el carácter artesanal y la especialización como una de sus señas de identidad y diferenciación de las empresas del sector. 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído