Cuatro autonomías expresan su rechazo al sistema de denominaciones del ibérico

0 Comentarios

 Cuatro autonomías expresan su rechazo al sistema de denominaciones del ibérico
Cuatro autonomías expresan su rechazo al sistema de denominaciones del ibérico
Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia han reiterado al director general de Industrias Alimentarias, Fernando Burgaz, en una reunión en Madrid, su rechazo al sistema de denominaciones de venta establecido en el borrador sobre la norma de calidad del ibérico, y su apuesta por que la pureza racial se incluya en el etiquetado y no en el nombre comercial, frente al rechazo único de Andalucía. Algo que ya conocía Burgaz a través de las alegaciones remitidas por las autonomías al texto y sobre lo que, sin embargo, nada señaló ni adquirió ningún compromiso en el primer encuentro con las comunidades afectadas por la norma y en el que Castilla y León esperaba que el ministerio hubiera presentado un texto nuevo con las peticiones de la mayoría, algo que no ocurrió. 
 
La viceconsejera de Desarrollo Rural y directora del Itacyl, María Jesús Pascual, representó a Castilla y León en la reunión en la que también fijó como líneas rojas para la Comunidad que se dé un periodo transitorio para la puesta en el mercado de los productos en proceso de elaboración y para la adaptación de las explotaciones de cebo a las nuevas condiciones de manejo. Unas líneas rojas que no están dispuestos a que se traspasen, porque, explicó, el sector en la Comunidad, quedaría expulsado de la norma.
 
María Jesús Pascual explicó que Burgaz reiteró su intención de sacar la normativa cuanto antes, incluso señaló a la jornada de mañana, algo que le parecería “muy mal”, porque convertiría el encuentro de hoy en una “reunión fantasma”, ya que nada se les dijo sobre el texto definitivo ni sobre la aprobación. Si se produjese la publicación de la norma sin tener en cuenta las reivindicaciones de la mayoría, dijo María Jesús Pascual, la Junta debería “buscar un plan b”, se reuniría de nuevo con el sector, y actuaría conforme a sus demandas. “La Junta está abierta a dar respuesta al sector si el ministerio no recoge las reivindicaciones”, dijo. Razonó la viceconsejera que no existe en este momento una “urgencia” para sacar la norma, porque la campaña de este año ya ha finalizado.
 
Aún así, insistió en que sería un “error” que el ministro no oyese a la mayoría, y “ha quedado patente cuál es esa mayoría”, dijo, aunque reiteró que “la sorpresa es que no nos hayan entregado un documento, cuando ya conocían nuestras demandas y pensaba que lo tendrían estudiado y que querrían hacernos una propuesta de modificación”. Así, el encuentro de hoy fue, a su juicio, una reunión más, en la que tuvieron que volver a trasmitir sus reivindicaciones.
 
“No podemos sacrificar al 98 por ciento y a todas las comunidades a favor de una única, por mucho que haya manifestaciones a favor del ibérico puro”, dijo, para comentar que Castilla y León cría el 35 por ciento de los cerdos ibéricos y trasforma el 70 por ciento del producto en España. “No se puede cegar el ministerio ni le pueden cegar unos pocos, que además tienen reconocido usar de manera diferenciada su nombre, con la denominación ibérico Puro”. 
 
Sector
 
Por su parte, Iberaice, entidad nacional que agrupa a las industrias españolas del ibérico, ha expresado su malestar y su rechazo total al proyecto del Ministerio de Agricultura para modificar la normativa que regula el sector, ya que puede suponer una “debacle total” para las ventas del 90 por ciento del sector. Además, ha señalado que la denominación de venta que ha venido utilizando la industria desde los año 60 no se puede detraer por ley “en beneficio de una parte”, que sólo produce 86.000 jamones al año, frente a los más de cinco millones del resto. También, denunció muchas presiones desde 'loby' que forman un pequeño grupo de empresas andaluzas.
 
Castilla y León
 
Castilla y León es la primera comunidad en el censo de animales ibéricos con 920.726 animales que representa el 35 por ciento del total nacional, por delante de Extremadura y Andalucía. Además, el 38 por ciento de las explotaciones de porcino de Castilla y León corresponde a explotaciones de cerdo ibérico y la Comunidad sacrifica el 70 por ciento de todo el ibérico nacional, el 50 por ciento de los jamones y el 70 por ciento de lomos de paleta.
 
Asimismo, cuenta con 352 industrias transformadoras, que representan el 41 por ciento. Facturan más de 600 millones de euros y emplean a 15.000 personas entre puestos directos e indirectos. El pasado año se sacrificaron 923.726 cabezas, de las que 27.550 fueron ibérico puro -773 de bellota, 76 de recebo, 438 de cebo-campo y 26.258 de cebo-. El resto, 893.176, fueron ibérico, la mayoría de cebo (863.880). Además, se contabilizaron 20.753 de bellota, 4.363 de recebo y 4.180 de cebo-campo. 
 
Respecto a la carne de ibérico comercializada en la Comunidad, el pasado año se pusieron a la venta 18.256 tonelada de ibérico, frente a las 11.456 de 2010, es decir, 6.799 más, lo que supone un incremento del 59,3 por ciento. A nivel nacional, el aumento fue del 61,5 por ciento, al pasar de 23.375 toneladas a 37.751, 14.375 más. 
 
Además, Castilla y León comercializó el pasado año 2,48 millones de jamones, de los que el 85 por ciento era de cebo (2,11 millones); el 1,3, puro de bellota (2.759) y el 13,6, ibérico de bellota (338.985). También, puso en el mercado 2,26 millones de paletas y 2,71 millones de lomo, cuyas ventas aumentaron un 27,14 por ciento. 
 
Industria cárnica
 
La industria cárnica de Castilla y León es la segunda de España en facturación, con un 15 por ciento del total nacional, unos 2.600 millones de euros, así como en personas ocupadas, con unas 15.000. Tiene una producción anual de más 700.000 toneladas de carnes y productos cárnicos transformados. De esa cifra de negocio sectorial, prácticamente el 75 por ciento corresponde a la fabricación de productos cárnicos, el 20, a las actividades de sacrificio de ganado, y el resto al sacrificio de volatería.
 
Además, de los aproximadamente 7.500 millones de euros que suponen el valor total de las ventas de productos alimentarios industriales fabricados en Castilla y León, las ventas de la industria cárnica representan casi un 35 por ciento, porcentaje parecido al del empleo que genera el sector sobre el total de la industria alimentaria de la autonomía.
 
Castilla y León tiene el 15,5 por ciento del censo nacional de ganado porcino (4,2 millones de cabezas). Es la tercera comunidad productora de cerdo, tras Cataluña y Aragón; pero en cambio, en sacrificio de porcino, es la segunda, con casi siete millones de animales y una producción de unas 610.000 toneladas de carne de cerdo, un 17 por ciento del total español.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído