"La ganadería no puede parar, tenemos que ordeñar las vacas todos los días, recojan o no la leche"

José Alberto Martín, productor de vacuno de leche de Terradillos, sigue su trabajo diario con normalidad pero con incertidumbre, dependen de la industria 

 Ganadero leche Terradillos
Ganadero leche Terradillos

“Las vacas las tenemos que seguir ordeñando todos los días, recojan la leche o no lo hagan, y hay que darles de comer”. En pleno estado de alarma, los supermercados y tiendas de alimentación reponen a diario fruta, verdura o carne y esto es posible gracias al sector primario, al trabajo que realizan cada día agricultores y ganaderos a pie de campo. El Real Decreto sí permite, con las lógicas medidas sanitarias, la salida de estos profesionales para atender al ganado, o bien para continuar con las labores agrícolas.

Como ejemplo el productor José Alberto Martín, ganadero de vacuno de leche con granja en Terradillos, que asegura que, de momento, no ha cambiado su trabajo diario con el estado de alarma, aunque sí admite que hay incertidumbre por lo que puede pasar. 

Sin problemas en la llegada de suministros, explica que la cooperativa -Pecogasa- sigue funcionando con normalidad, pero con todas las medidas de seguridad. Como también entrega sin incidencia la leche de su explotación; una recogida de materia prima que el camión realiza de granja en granja extremando las medidas sanitarias, explica. 

Para este productor, el problema surgirá si la industria láctea tiene que cerrar por falta de suministros para elaborar y envasar, o bien porque surjan positivos de coronavirus entre sus trabajadores. Con un descenso del consumo de productos como cochinillos, cabrito o lechazo por el cierre de los establecimientos de hostelería, una de las preocupaciones de este ganadero es el posible parón de la industria. De momento, la demanda de productos lácteos, tanto de leche como de yogures continúa y, remarca, se encuentran en el mercado a precios asequibles.

Si todo sigue funcionando sin incidencias y se mantiene el abastecimiento a la industria, la normalidad se mantendrá, advirtiendo que si las vacas no se atienden a diario “es llevarlas al matadero porque,o o enferman de mastitis si no las ordeñamos o ya no vuelven a dar leche hasta otro parto". Una vaca que no produce, añade, no se puede mantener, manifestando de manera contundente que la ganadería “no puede parar, y menos la de leche”.

Con un estado de alarma que ha dejado en suspensión las movilizaciones de los profesionales del campo, sobre la importancia del sector para mantener abastecidos los mercados en momentos como el actual, manifiesta que, aunque todavía no se valora adecuadamente, "muchos se están dando cuenta de dónde proceden los alimentos y empiezan a ver a los agricultores y ganaderos de manera diferente”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído