Los hogares de jubilados compraron un 3% más de alimentos para ayudar a hijos y nietos

 Los hogares de jubilados compraron un 3% más de alimentos para ayudar a hijos y nietos
Los hogares de jubilados compraron un 3% más de alimentos para ayudar a hijos y nietos

Los hogares formados por jubilados compraron un 3% más de alimentos en 2011, a razón de 957 kilos per cápita, lo que refleja que ayudaron a sus hijos y nietos, ya que la cifra es casi el doble de lo adquirido por parejas con hijos pequeños (464 kilos per cápita) o con hijos mayores (549 kilos). Así lo indican los datos del Panel de Consumo Alimentario en España en 2011, que hoy ha presentado el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete. Mientras que los jubilados engordaron sus neveras en un 3% con el objetivo de ayudar a sus descendientes, las parejas con hijos pequeños la adelgazaron un 5% (hasta los 464 kilos per cápita).

En el caso de las parejas adultas con hijos de edad media, el recorte llegó al 7% (hasta 549 kilos por persona y año).

Estos tres colectivos suponen el 54,1% de la población española, donde el mayor peso lo tienen los retirados (22%), seguidos de las parejas con hijos pequeños (16,8%) y las de adultos con hijos de edad media (14,8%)

Los jubilados llenaron su nevera el pasado año con huevos, pescado, pan, hortalizas y frutas frescas, aceite de oliva, legumbres y vinos con denominación de origen.

Por su parte, las parejas con hijos pequeños incluyeron leche, derivados lácteos, bollería y chocolates, arroz y pastas, platos preparados, cervezas, zumos y refrescos.

Mientras que la cesta de la compra de las parejas adultas con hijos de edad media se llenó con leche, derivados lácteos, carnes, bollería, cereales, chocolates, arroz, pastas, platos preparados, cervezas, zumos y refrescos.

Según los datos del Observatorio del Consumo y la Distribución Alimentaria (en base a 1.500 entrevistas a consumidores), que hoy también ha presentado Arias Cañete, los españoles dedicaron tres horas y un minuto cada semana de media a realizar la compra, mientras que en 2008 el tiempo destinado a esta actividad era de dos horas y 45 minutos.

Desde que comenzó la crisis, el consumidor español dedica un 10% de tiempo más para realizar la compra de alimentos,

Según este estudio, el 92% de la población ha adquirido en algún momento producto de marca blanca o de distribuidor, mientras que un 8 % ha asegurado no adquirir nunca este tipo de productos.

En cuanto a los medios de pago, el informe revela que el 63,3% de los consumidores paga en efectivo, el 30, 8% con tarjeta de débito o crédito, y el 5,9% restante, con tarjeta privada del establecimiento.

El 44,4% de los consumidores encuestados afirma que la crisis le ha cambiado la forma de cocinar, comprar y aprovechar mejor los productos, así como contribuir al ahorro.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído