La Junta anuncia una ayuda directa de 250 euros por hectárea a las parcelas con un coste de energía “más alto” por el riego

El viceconsejero de PAC y Desarrollo Rural, Juan Pedro Medina, también anuncia una nueva convocatoria de ayudas del antiguo PDR con entre 450 y 500 euros por hectárea para un nuevo periodo de cinco años

0 Comentarios

 Regadio
Regadio

La Junta de Castilla y León, a través del viceconsejero de Política Agraria Común (PAC) y Desarrollo Rural, Juan Pedro Medina, ha anunciado este jueves la concesión, antes del 31 de diciembre, de ayudas directas de 250 euros por hectárea a aquellas parcelas de producción agrícola de la Comunidad que cuenten con un coste de energía “más alto” por la extracción de agua subterránea para el riego.

Así lo hizo saber Medina, en declaraciones recogidas por Ical, durante su participación en la jornada que la cooperativa ACOR organiza en la localidad abulense de Magazos para conocer varios campos de ensayo de cultivos como la remolacha, el girasol o la colza.

El viceconsejero relató así que esta ayuda “extraordinaria” va dirigida, principalmente, a superficies de cultivo de remolacha, patata o cualquier otro cultivo hortícola que tenga “un mayor coste de riego con agua subterránea”, y se dará “en base a la información disponible en la base de datos de la Consejería” de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, donde se identificarán las parcelas y las hectáreas para materializar la ayuda “antes de que finalice el 31 de diciembre de 2022”.

Sin embargo, no fue el único anuncio que hizo Medina, que para el año 2023 postuló una nueva convocatoria de ayudas del conocido anteriormente como Programa de Desarrollo Rural, dotadas de entre 450 y 500 euros por hectárea, para un periodo de cinco años, si bien matizó que los matices de esta propuesta se discutirán en la reunión que el día 30 de septiembre mantendrá el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, con las opas y ACOR.

Por último, el viceconsejero de PAC y Desarrollo Rural también confirmó que a partir del próximo año y hasta que finalice el periodo de la nueva PAC, en el año 2027, están garantizadas las ayudas directas al cultivo de la remolacha, con una “cifra objetiva” que alcanzaría los 600 euros por hectárea pero que variará “en función de las hectáreas que se siembren”. “Pero se garantiza con las mismas condiciones que en el periodo 2015-2022”, concluyó.  

“No es que venga a decir que siembren, pero todo lo que sea favorecer que los agricultores vean un beneficio y que se bonifica producir, lo vamos a hacer”, estableció así el viceconsejero de la PAC en nombre de la Junta, apuntando también hacia las convocatorias de ayudas para la instalación de energía fotovoltaica que reduzca el coste del riego que se mantendrá en 2023 con fondos Next Generation para nuevas tecnologías.

Cultivos de remolacha “verdes y uniformes”

Todo ello durante la jornada de campo organizada por ACOR que Medina consideró un buen momento para “intercambiar opiniones” tras dos años en los que la pandemia de COVID-19 “no permitía el contacto estrecho”, por lo que celebró la cita porque “en España estamos acostumbrados al contacto de la fiesta, la barbacoa, y muchos acuerdos se cierra en los bares”.

Además, también se enorgulleció de los campos de investigación sobre remolacha en los que ACOR organizó hoy la jornada por mostrar unos cultivos “verdes y uniformes”, frente a zonas “encharcadizas” en las que el viceconsejero confesó “cabrearse” porque ve remolachas que “dan mala imagen”.

“Este año es verdad que no están uniformes, pero es algo que viene obligado por la situación del año agrícola”, continuó esgrimiendo Medina, que lamentó la “tendencia de disminución de rendimientos” como consecuencia de “la meteorología del año en curso, marcado por situaciones extremas de escasez de precipitaciones”.

Una situación que provoca “incertidumbre” como la “crisis de inflación” que afecta “al sector agrario en general y que es causa de la reducción de la superficie de remolacha en 2022”. Por ello, Medina agradeció a ACOR su “apuesta decidida” por la remolacha para las próximas campañas con una garantía de ingresos de 60 euros por tonelada para la presente y un mínimo de 61 en la temporada 2022-2023 que permite a sus socios conocer el ingreso mínimo para, a partir de ahí, “intentar ajustar costes”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído