La Junta renueva los seguros para compensar los daños por ataques de lobo y perros asilvestrados

 La Junta renueva los seguros para compensar los daños por ataques de lobo y perros asilvestrados
La Junta renueva los seguros para compensar los daños por ataques de lobo y perros asilvestrados
El Consejo de Gobierno renueva la contratación del seguro específico para compensar los daños producidos por ataques de lobo y perros asilvestrados a las explotaciones ganaderas de Castilla y León. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente prorroga, durante 2012, el seguro que puso en marcha el año pasado y que agiliza el pago de las ayudas que reciben los ganaderos para compensar los daños producidos. La continuidad de la póliza mantiene el pago en un plazo máximo de entre 30 y 60 días desde que se produzca el siniestro.

La suscripción de la nueva póliza tendrá vigencia hasta el 31 de enero de 2013 y atenderá a la siniestralidad acaecida durante el año 2012. Mantendrá la agilidad en el pago de los daños ocasionados por los ataques de lobos y perros asilvestrados, respecto de todos los siniestros ocurridos durante este año 2012, cubriendo tanto lucro cesante como daños indirectos y la franquicia correspondiente. Antes, los pagos se efectuaban en un plazo aproximado de 6 meses y, desde la suscripción de este nuevo seguro en 2011, se realizan en un plazo máximo de entre 30 y 60 días desde el momento que se produce el siniestro.

 

Además, este sistema mantiene las condiciones favorables para los ganaderos. En concreto, un menor coste para el ganadero que las pólizas anteriores, no tendrá que pagar recargo alguno por alta siniestralidad ya que se valorará la siniestralidad de manera conjunta y global, con importantes bonificaciones por no siniestralidad y con primas por cabeza de ganado de entre 0,35 euros para el ovino y caprino y 1,75 euros para el ganado vacuno y equino.

 

Podrán adherirse o renovar su póliza todos los ganaderos que realizan su actividad en Castilla y León y que así lo soliciten sin necesidad de contratar otros servicios o seguros.

 

La Junta de Castilla y León, en el marco del Plan de Conservación y Gestión del Lobo, viene desarrollando una serie de actuaciones encaminadas a compatibilizar la conservación de la especie con la viabilidad de las explotaciones ganaderas. Por eso, se están aplicando medidas preventivas, compensatorias y de control, entre las que cabe destacar la donación de perros de custodia, ayudas a cerramientos y cercas protectoras de ganado, asistencia técnica a los ganaderos y actuaciones de control de la población.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído