La ausencia de lluvia en primavera y las importantes olas de calor sufridas durante los meses de mayo, junio y julio en Salamanca, han provocado que algunas especies arbóreas, como el fresno o el roble, que tradicionalmente son utilizadas por los ganaderos como un recurso alimenticio más para los animales de las explotaciones de extensivo, estén viviendo en estos momentos un stress hídrico importante, cuya principal consecuencia es el anticipo en la pérdida de hojas.

Por ese motivo, ASAJA Salamanca solicitó a Medio Ambiente el adelanto en las fechas de olivo y desmoche para el fresno y el roble, con el objeto de favorecer el aprovechamiento de un recurso natural, como son las hojas de estos dos árboles, por parte del ganado en un momento en el que todavía mantienen sus propiedades nutricionales y un aspecto apetecible para los animales.

El Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha autorizado el olivo y desmoche del fresno, desde el 15 de agosto, mientras que para el roble, las fechas son 15 de septiembre para olivo y 1 de octubre para desmoche.

ASAJA Salamanca recuerda a los ganaderos interesados en realizar estas prácticas, que deben solicitar el correspondiente permiso en Medio Ambiente. Dicho permiso tiene una vigencia de dos años. Por ese motivo, quienes lo solicitaron el año pasado, pueden empezar a olivar o desmochar fresnos de manera inmediata.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído