El mercado ganadero acaba el año 2011 con poca actividad y escasez de operaciones, a la espera de que finalicen las vacaciones de Navidad, y por ello los precios del vacuno y el ovino se mantienen en las plazas nacionales, mientras que el porcino continúa con su particular descenso.

Los sectores de vacuno de carne y ovino se olvidan, de momento, de las subidas registradas en los últimos meses del año y han optado por las repeticiones en la recta final de 2011, que se ha presentado tranquila y con poca actividad en el mercado, debido a que las ventas se han realizado con anterioridad.

Por su parte, todo los operadores consultados esperan movimientos de los precios después del día de Reyes.

 
En vacuno de leche, los ganaderos recuerdan que durante 2011, el precio en origen se ha mantenido muy estable y ha comenzado a registrar repuntes a partir de los meses de verano, si bien consideran que siguen sin ser los necesarios para que las explotaciones no registren pérdidas económicas.

 

A falta de los datos de noviembre, las últimas cifras de la Comisión Europea recogen que el precio medio pagado a los ganaderos en octubre en España fue de 32,23 euros/100 kilos frente a los 31,65 euros/100 kilos de septiembre, mientras que el Ministerio de Agricultura apunta que fue de 0,332 euros/litro respecto a los 0,326 euros/litro del mes de septiembre.

 

En cuanto al sector porcino, una mayor oferta para sacrificio provoca un descenso de los precios en la última semana del año. Los operadores esperan que con la llegada de 2012 se reactiven de nuevo las exportaciones.

 

Así, el precio del porcino cebado establecido en la lonja de Mercolleida, una de las principales en España en porcino, en los casos del cerdo graso, lérida y selecto pierde 0,02 euros, hasta 1,115; 1,127; 1,139 euros por kilo vivo, respectivamente, mientras que el lechón de 20 kilos se eleva un euro, hasta 39 euros la unidad.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído