La modernización de regadíos permite que las explotaciones agrarias sean más competitivas y tengan mejores perspectivas de futuro. Los beneficios que obtienen las explotaciones son: optimización del uso del agua para el riego, lo que permite una reducción del consumo de entre un 30 o 40%; contribución a la sostenibilidad de la actividad agraria en estos regadíos ante la mejor utilización de los fertilizantes y fitosanitarios que permite la adecuada aplicación del agua a las parcelas; mejora de la productividad de las explotaciones al permitir incrementar las producciones y reducir los gastos de producción; diversificación de las alternativas de cultivo, lo que permite aumentar las posibilidades de los cultivos; mejora de las condiciones de trabajo de los regantes lo que, además de optimizar los recursos existentes, facilita el relevo generacional al resultar un entorno de trabajo más atractivo para los jóvenes.
 
La superficie de riego modernizada en Castilla y León en el periodo 2007-2015 alcanzará las 56.259 hectáreas, lo que supondrá el 80,4% de los compromisos adquiridos para este periodo (70.000 hectáreas). La Comunidad, con 31.161 agricultores que trabajan al menos alguna de sus parcelas en regadío, cuenta con 483.000 hectáreas de tierras de cultivo en regadío, el 13% del total nacional, situándose entre las tres primeras comunidades autónomas con mayor superficie de regadío. Los cultivos en regadío tienen una gran importancia dentro de la producción vegetal de la Comunidad, aproximadamente 1.054 millones de euros, lo que supone un 41% de la producción agraria vegetal que asciende a 2.550 millones de euros.

El presidente de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias, (Seiasa) del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Francisco Norte, ha destacado hoy “el esfuerzo inversor que el Departamento ha realizado en modernización de regadíos”. Norte ha recordado que el ministro Arias Cañete le encomendó a la empresa 87 actuaciones de modernización y consolidación de regadíos en toda España, con un presupuesto de casi 700 millones de euros mediante la firma de un convenio de colaboración suscrito con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en diciembre de 2012. Del total de estas actuaciones encomendadas, Francisco Norte ha subrayado que el 16% están en Castilla y León; y el 25% del total del presupuesto está destinado para invertir en esta Comunidad Autónoma. En esta línea, Francisco Norte se ha referido también al Convenio marco de colaboración entre el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de Seiasa, y la Junta de Castilla y León suscrito en el año 2009, para la realización de obras de modernización y consolidación de regadíos en esa Comunidad Autónoma.

Fruto de este acuerdo, hasta la fecha, se han ejecutado 62 actuaciones con 31 Comunidades de Regantes en la región. Del total de estas actuaciones, hay 46 finalizadas, 6 en ejecución y 10 programadas pendientes de llevar a cabo. Hasta este momento, ha señalado Norte, la sociedad estatal dependiente del Ministerio ha invertido casi 414 millones de euros (sin IVA) en 46 actuaciones realizadas en esta Comunidad Autónoma, con una superficie afectada que alcanza las 79.191 hectáreas y 28.845 comuneros beneficiados. Esto supone, ha añadido, casi el 25% del total de la inversión realizada por esta empresa desde su creación en el año 2000, así como el 20% del total de actuaciones ejecutadas y más del 16% de la superficie total modernizada. El presidente de Seiasa expresó su confianza en que las actuaciones correspondientes a los convenios firmados ayer comiencen en un breve periodo. Además, incidió, espera que en corto plazo, se puedan firmar los convenios del resto de las 4 actuaciones previstas, según encomendó a la Sociedad el Ministro Miguel Arias Cañete, en diciembre pasado. 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído