Las organizaciones agrarias salmantinas amenazan con movilizaciones inminentes “en defensa de un sector que se desangra”

Asaja, Coag y UPA de Salamanca anuncian, mediante un comunicado conjunto, que saldrán de nuevo a las calles por "decisiones políticas arbitrarias”

Protesta de las organizaciones agrarias a principios de 2020 en Salamanca
Protesta de las organizaciones agrarias a principios de 2020 en Salamanca

Las organizaciones profesionales agrarias con representatividad en la provincia de Salamanca, Asaja, Coag y UPA, anunciaron este lunes nuevas movilizaciones sin concretar en los próximos días, “en defensa de un sector que se desangra”. Las opas, mediante un comunicado conjunto, amenazaron con salir a la calle de manera inminente por "decisiones políticas arbitrarias”.

Asaja, Coag y Upa reiteraron el “profundo malestar” que está causando el anuncio de la norma que declarará al lobo como especie no cinegética en toda España. A esto se le suma, el recorte de los fondos de la PAC y las limitaciones derivabas de los 'ecoesquemas' que, según dijeron, harán “imposible” mantener las producciones.

“No podemos consentir que se estén mofando de agricultores y ganaderos y vendan como buenas sus acciones, mientras están demonizando a un sector que cumple todos los requisitos y que da de comer a la sociedad”, aseguraron los líderes de los sindicatos agrarios, mediante un comunicado recogido por Ical. “Si en la provincia de Salamanca ya teníamos que lidiar con las desorbitadas restricciones en los movimientos de ganado, y arrastramos el problema de unos precios que no han variado desde hace más de 30 años, ahora tenemos que dejar que los lobos maten con el beneplácito de determinadas administraciones”, prosiguieron.

Las organizaciones recordaron que al norte del Duero, de los 113 cupos autorizados “solo se utilizaron 60”, lo que provocó que los lobos, acostumbrados a recorrer grandes territorios, bajaran a las zonas de sur. Junto a los lobos ya establecidos en la provincia causaron 140 ataques, con un saldo de más de 300 animales muertos y heridos durante 2020, según sus datos. En 20219 fueron 60 ataques.  

“Estas cifras se han duplicado en los últimos años de manera alarmante y los lobos han llegado a matar ganado a escasos metros de las casas, con el consiguiente peligro para los habitantes del medio rural”, explicaron en el documento. En este sentido, las opas salmantinas advirtieron que “ahora veremos una verdadera explosión demográfica” y que “de no controlarse la población de lobos al norte del río Duero llegarán cada vez más ejemplares y habrá más daños a la ganadería”.

Las organizaciones agrarias salmantinas consideran “intolerable” que no se tenga en cuenta la opinión de las comunidades autónomas y de las provincias más afectadas. Y lamentan que prevalezca la decisión de la Comisión Estatal de Patrimonio Natural con “el beneplácito” del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco). “Se trata de una decisión tomada irreflexivamente y sin medir las consecuencias que, sin duda, pagarán los ganaderos”, valoraron las opas. 

Por último, se despacharon asegurando que “la arrogante postura de la ministra Teresa Ribera y la pasividad de su homónimo en el Ministerio de Agricultura, Luis Planas, responden a acciones dictatoriales, tomadas a ligera, ideológicas y nada realistas, propias de quienes no han pisado el campo en su vida y de quienes no se dejan aconsejar por los verdaderos profesionales agrícolas y ganaderos”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído