El PSOE considera necesario adoptar medidas urgentes (de gestión y económicas), con la conveniente dotación presupuestaria, para el tratamiento con plaguicidas de los focos de Cerambyx y de Lymantria en la provincia salmantina, en especial en aquellos lugares (caso de Cespedosa de Tormes) donde consta la magnitud del problema. Además de establecerse medidas a medio y largo plazo de control biológico (barreras preventivas, trampas, determinación de las fechas de tratamiento, etcétera) que prevengan o aminoren el azote de estas plagas.

La expansión de la seca, entre otras plagas, que afectan al encinar del campo charro en amplias zonas de la provincia es alarmante según los socialistas y, si no se toman las medidas oportunas, resultará devastadora para el futuro de los encinares, robledales o quejigales. Por ello, el PSOE pidió en su momento la creación de un observatorio que iría ubicado en la finca de Castro Enríquez, propiedad de la Diputación Provincial de Salamanca, para actuar por adelantado y así prevenir enfermedades y plagas.

 

Existen fincas donde el ataque ha sido tan severo que ha afectado al 100% de los árboles, lo que supone una pérdida económica enorme al propietario y un desastre ecológico que no volverá a recuperarse en generaciones. Es necesario crear conciencia sobre el problema y tratar de actuar sobre una 'plaga' que en algunos lugares ha arrasado con cientos de hectáreas.  Los socialistas pretendían con esta iniciativa evitar que las dehesas salmantinas sufrieran el mismo castigo acontecido en las Islas Baleares o Extremadura. Por el momento, el Partido Popular ha rechazado en las Cortes cualquier actuación contra la seca de la encina. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído