La industria agroalimentaria de Castilla y León mantiene un ritmo sostenido en el tiempo de incremento de las exportaciones, que se duplicaron en la última década, al pasar de los 695,9 millones de euros en 2001, a los 1.317,2 de 2011. El peso de las exportaciones agroalimentarias dentro del conjunto de las ventas de la Comunidad al exterior pasó de representar el 8,4 por ciento al inicio de esa década, al 10,6 por ciento en 2011. Asimismo, en los años de la crisis, desde finales de 2007, a pesar de la pérdida de dinamismo de los mercados internacionales, las ventas de estas actividades de la Comunidad al exterior se elevaron un 17,5 por ciento, según los datos facilitados a Ical, por la Consejería de Economía y Empleo, a través de Excal. 
 
Los datos aportados por Excal reflejan que los tres destinos prioritarios de las exportaciones agroalimentarias de la Comunidad fueron en 2011, Portugal, con 361,92 millones de euros, Francia, con 242,26 millones, e Italia, con 128 millones, países que aumentaron sus volúmenes de compra a la región en la última década un 38, 116 y 88 por ciento, respectivamente. A estos destinos les siguen por volumen Reino Unido, 79,53 millones de euros, y Alemania, 75,71 millones, con crecimientos desde 2001 hasta 2011, del 159 y 115 por ciento, en cada caso. Otros países que suponen importantes volúmenes de exportaciones del sector agroalimentario de Castilla y León, son Países Bajos, 47,8 millones de euros, Grecia, 36,8 millones, y EEUU, 30,3 millones, donde aumentaron en los últimos diez ejercicios completos un 252, 60 y 44 por ciento, respectivamente. 
 
Los mercados en los que más crecieron las exportaciones de Castilla y León durante la última década fueron Corea del Sur, un 7.427 por ciento, hasta los 9,75 millones en 2011; y China, un 4.124 por ciento, hasta los diez millones el año pasado. Asimismo, también se dispararon las ventas de productos agroalimentarios a Chipre un 1.379 por ciento, y a Guinea Ecuatorial, un 1.272 por ciento, con volúmenes el año pasado de 8,2 y 7,7 millones de euros, en cada destino.
 
El producto por excelencia de Castilla y León que conquista los mercados internacionales es el vino, que alcanzó unas ventas en otros países en 2011 por valor superior a 108 millones de euros, con un crecimiento del 107 por ciento desde 2001. Asimismo, la Comunidad vendió productos de alimentación animal en mercados exterior por 101,5 millones, con un aumento del 133 por ciento en la década estudiada. Otros productos con un volumen de exportación importante fueron el año pasado la galletería y panadería (95,3 millones de euros), carne bovina fresca (86,8 millones) y carne porcina (78,6 millones), con crecimientos desde 2011 del 95, 177 y 106 por ciento, respectivamente. 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído