El sector apícola de la Comunidad emplea a 3.870 personas y genera 44 millones

 El sector apícola de la Comunidad emplea a 3.870 personas y genera 44 millones
El sector apícola de la Comunidad emplea a 3.870 personas y genera 44 millones

Las cifras económicas del sector apícola, como ha señalado la consejera de Agricultura y Ganadería, no reflejan el principal valor económico de esta actividad, que radica en la polinización que realizan y garantizan las abejas melíferas en los cultivos y en la vegetación natural. Es una actividad ganadera estratégica por el vital papel que desempeñan las abejas melíferas en el medio natural, en el equilibrio ecológico, y en el mantenimiento y conservación de la biodiversidad. El propio Parlamento Europeo, ha comentado Clemente, estima que de la labor polinizadora de las abejas melíferas dependen "el 76 % de la producción de alimentos y el 84 % de las especies de plantas".

 

Salamanca concentra el 66 % de los apicultores profesionales de Castilla y León y el 76 % del total de las colmenas de la Región. Cifras que dan idea del grado de profesionalización del sector apícola en esta provincia. También destaca el alto dimensionamiento de las explotaciones apícolas salmantinas, ya que mientras la media nacional es de 103 colmenas por explotación, y la regional es de 99, en Salamanca los apicultores poseen una media de 518, cifra que se eleva a 749 colmenas en el caso de los apicultores profesionales.

 

Además, el sector industrial productor de miel de la Comunidad cuenta con 31 empresas que dan empleo de forma directa a 83 personas y que genera una facturación de 32 millones de euros.

 

Ayudas al sector

 

Este sector cuenta con la ayuda agroambiental, recogida en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León para el período 2007-2013. Una medida de la que se han beneficiado, durante los años 2007 a 2011, un total de 341 apicultores, y que ha supuesto un importe total de 9.246.421 euros.

 

Además de esta línea, el sector cuenta con ayuda específica destinada a fomentar la actividad, así como consolidar la profesionalización y alcanzar una mayor modernización. Se trata de la denominada 'Ayuda para la mejora de la producción y comercialización de la miel', incluida en el Plan Apícola Nacional, y que el pasado año tuvo un montante económico de 1.558.323 euros para un total de 252 beneficiarios.

 

La convocatoria de la orden de la ayuda de este año, que tendrá una dotación presupuestaria similar a la del pasado ejercicio, está en tramitación y se publicará en la segunda quincena del mes de julio en el Boletín Oficial de Castilla y León.

 

En esta ocasión, y como principal novedad, esta ayuda establecerá, tal y como se ha acordado con el sector, un único y mismo plazo para realizar los dos procedimientos que componen estas subvenciones, tanto la solicitud de las mismas como la justificación de las inversiones.

 

Autorización pagos ayudas agroambientales

 

La Consejería de Agricultura y Ganadería está realizando durante estos días el pago de 12,5 millones de euros a 4.687 agricultores beneficiarios de la ayuda agroambiental de agroecosistemas extensivos de secano de Castilla y León. Este pago corresponde al pago del 50 % de la ayuda. El 50 % restante, como ha explicado la consejera, se abonará en el plazo más breve, en cuanto permitan las distintas herramientas presupuestarias.

 

En total, junto al pago que se está tramitando actualmente, se han realizado, durante este 2012 pagos de las diferentes ayudas agroambientales por un importe de 33,8 millones de euros para cerca de 12.000 beneficiarios de Castilla y León.

 

La consejera de Agricultura y Ganadería ha recordado el esfuerzo que la Junta de Castilla y León está realizando para cumplir con los pagos en los plazos previstos. Actualmente, como ha explicado Silvia Clemente, la práctica totalidad de los beneficiarios han visto ya resuelta su solicitud en un periodo de 14 meses desde su presentación, antes del máximo permitido por la Unión Europea.

 

Los reglamentos comunitarios, como ha recordado la consejera, permiten para estas medidas la aplicación de la denominada 'regla n+2', que consiste en la posibilidad de realizar gastos y pagos correspondientes a una determinada anualidad en los dos años siguientes. Un tiempo, como ha explicado Clemente, que Castilla y León no está agotando.

 

Tipos de ayudas

 

Este tipo de ayudas, cofinanciadas en un 40 % con fondos europeos procedentes del FEADER, y el resto aportado a partes iguales entre el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Junta de Castilla y León, tienen como objetivo apoyar el desarrollo sostenible del medio rural y satisfacer la creciente demanda social de conservar el medioambiente.

 

Las diferentes tipos de prácticas agroambientales beneficiarias de ayuda son nueve. La primera es la agricultura ecológica, que  tiene como objetivo introducir prácticas de cultivo que disminuyan los efectos contaminantes en suelo y agua mediante la reducción del uso de productos químicos. Destaca también la actuación denominada agroecosistemas extensivos de secano, que  contribuye al mantenimiento de los sistemas extensivos de secano y fomenta prácticas que mejoran y diversifican el hábitat para la alimentación y cobijo de aves, a la vez que se propicia una adecuada rotación de cultivos.

 

Otra de las prácticas es el mantenimiento de razas autóctonas puras en peligro de extinción, que  persigue conservar la riqueza genética y la biodiversidad que suponen determinadas razas, las cuales están perfectamente adaptadas por su rusticidad al medio físico donde se desenvuelven. También es beneficiaria de ayuda la práctica de la ganadería ecológica, que  pretende conseguir claros efectos positivos medioambientales y a la vez satisfacer una creciente demanda del sector hacia estas nuevas prácticas ganaderas.

 

Otra actuación destacada es el establecimiento de la actuación agroambiental de apicultura, que tiene como objetivo favorecer la biodiversidad y contribuir al desarrollo sostenible de las prácticas agrarias favoreciendo la polinización. El sexto tipo de práctica es el fomento de la gestión sostenible de superficies forrajeras pastables y apoyo a los sistemas tradicionales de pastoreo trashumante, que compatibiliza la producción ganadera extensiva con la gestión sostenible de dichas superficies; esta medida evita tanto el sobrepastoreo como el subpastoreo y es muy destacable para las superficies de prados, pastos y pastizales.

 

También recibirá ayudas la introducción del cultivo de girasol en secano en la alternativa regular de cultivos, que tiene efectos positivos para el mantenimiento y mejora de la biodiversidad de la fauna en las Zonas Red Natura 2000, puesto que sirve de refugio y cobijo a muchas especies silvestres en épocas estivales, cuando la cobertura vegetal en otro tipo de cultivos es prácticamente nula. Será también beneficiaria la implantación y/o mantenimiento del cultivo del ecotipo de alfalfa de secano 'Tierra de Campos' en determinadas Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAS) de la Red Natura 2000 de Castilla y León, que fomenta la realización de prácticas agroambientales encaminadas a la conservación y mejora del hábitat de la avifauna esteparia en esos entornos. Y, por último, el aprovechamiento de pastos y rastrojeras mediante el uso regulado del pastoreo de ganado ovino-caprino, que es una práctica ganadera tradicional que evita tanto el sobrepastoreo como el subpastoreo, mediante el aprovechamiento forrajero extensivo con el ganado ovino-caprino.

 

Indemnización Compensatoria

 

Como ha explicado la consejera, además de las ayudas agroambientales, el Gobierno Regional ha abonado, en lo que va de año cerca de 40 millones de euros a 28.445 agricultores de Castilla y León en concepto de la ayuda de indemnización compensatoria. Esta medida pretende compensar a los agricultores por los costes adicionales y las pérdidas de ingresos derivados de las dificultades que plantea la producción agrícola en zonas de montaña y en otras zonas desfavorecidas. De esta forma, se asegura un uso continuado de las tierras agrarias y se contribuye al asentamiento de población en el medio rural, a la vez que se fomentan sistemas agrarios sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

 

Ambas medidas -las ayudas agroambientales y la indemnización compensatoria- se encuentran recogidas en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León para el período 2007-2013.

 

La consejera de Agricultura y Ganadería ha asegurado que, teniendo en cuenta los pagos efectuados en esas medidas, el nivel de ejecución del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León para el periodo 2007-2013 es "muy alto". Se ha superado, como ha explicado Silvia Clemente, el porcentaje programado anual hasta el 2011, lo que significa una línea de buena tendencia dentro del total del periodo del programa, lo que hace prever, a pesar de la coyuntura económica, una completa ejecución del mismo.

Distribución provincializada del total de las ayudas agroambientales:

 

Ayudas agroambientales

Provincia

Beneficiarios (nº)

Importe (€)

Ávila

1.015

2.097.301

Burgos

1.817

4.712.376

León

1.106

2.791.399

Palencia

1.693

5.156.384

Salamanca

1.119

3.385.052

Segovia

468

1.409.183

Soria

1.313

3.709.785

Valladolid

1.372

4.367.862

Zamora

2.066

6.218.881

Total

11.969

33.848.223

 

Distribución de medidas, perceptores y cuantías: 

 

Medida agroambiental

Beneficiarios (nº)

Importe (€)

Agricultura ecológica

413

2.991.063

Agroecosistemas extensivos de secano (*)

4.687

12.579.389

Razas autóctonas en peligro de extinción

926

2.577.466

Ganadería ecológica

19

145.546

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído