?La unidad que percibo me ha asombrado pese a que llevo en esto muchos años?. Lo afirma Luis Gosálvez, el catedrático de la Universidad de Lérida que trabaja junto a su equipo en el desarrollo de Provacuno, la organización Interprofesional en la que confía el sector para afrontar con esperanza el futuro.

La actitud del sector industrial y ganadero está sorprendiendo a este especialista que desarrolla su trabajo por fases para, por un lado, escuchar las inquietudes de unos y otros a través de un cuestionario que ya obra en poder de todos los actores interesados. Por otra parte, y ya con los resultados de esa encuesta interna en la mano, será el momento de articular propuestas que permitan crecer beneficiando a todos los miembros de Provacuno. 

Pocas veces recuerda Gosálvez debates del nivel que se están dando estos días en torno al futuro. Los empresarios, apunta, ?aparte de ver que se respeta su opinión son conscientes de que da rentabilidad?.

La extensión de norma supone un desembolso por parte de sus integrantes y es necesario, aseguran ?que no se vea como impuesto revolucionario sino como inversión a futuro?. 

Incluirá la elaboración de un calendario de acciones para intentar, entre otras cosas, analizar el perfil del mercado de futuro, frenar la caída del consumo e, incluso, revertir la situación. La clave, apunta Gosálvez, pasa porque el sector debe entender la Interprofesional como una cadena de valor que viene refleje la unión de asociaciones. El vacuno, matizó, ?es el último de los grandes sectores que se estructura interprofesionalmente; el último en verse como una cadena unida?.

De igual forma, el consumidor también ha de ver justificado lo que paga por el vacuno "y quiere aclararse". Desde el sector, confiesa en experto, son conscientes de que hay lagunas sobre el enfoque que el consumidor tiene sobre el producto ?carne de vacuno?.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído