Silván ofrece a las OPA compromiso de trabajo fluido, transparente y participativo con el sector ganadero

 Silván ofrece a las OPA compromiso de trabajo fluido, transparente y participativo con el sector ganadero
Silván ofrece a las OPA compromiso de trabajo fluido, transparente y participativo con el sector ganadero

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha mantenido esta mañana una reunión con los representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias ¿OPA- para tratar asuntos de gran interés, como la situación del lobo en Castilla y León y las múltiples iniciativas y medidas que permitan compatibilizar la conservación del lobo con la protección de la ganadería y la viabilidad económica de las explotaciones. Antonio Silván ha trasladado a las organizaciones el compromiso de trabajo conjunto con fluidez, transparencia, participación e información, así como el objetivo inequívoco de avanzar en el planteamiento y la búsqueda de soluciones que permitan acercar posturas en la defensa de los intereses comunes. Desde el Gobierno autonómico se pretende minimizar las consecuencias negativas que la conservación del lobo en la Comunidad pueda tener sobre la viabilidad de las explotaciones ganaderas.

 

Silván ha recordado que se cuenta con un foro permanente de debate, el Comité Técnico de Seguimiento del Plan; además, se ha comprometido a reforzar las tareas de participación e información a las OPA en todas aquellas cuestiones en las que la Administración vaya avanzando. Asimismo, se ha comprometido a acercar los puntos de vista e intereses entre los colectivos afectados -conservacionistas, agricultores, ganaderos y cazadores-.

 

Cambio de estatus del lobo: especie cinegética al norte y sur del Duero

 

En la reunión celebrada esta mañana, el consejero ha informado a las OPA de las medidas que se desarrollarán para paliar los daños en el sector ganadero. Estas actuaciones están relacionadas con la revisión del Plan de Conservación y Gestión del Lobo, cuyas líneas generales se han presentado a estas organizaciones. Para ello, Silván propone el cambio de estatus del lobo en nuestra Comunidad con el fin de que este sea considerado especie cinegética, tanto al Norte como al Sur del Duero, modificación que el consejero trasladará al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en su reunión del próximo miércoles en Madrid.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha informado a las OPAS que pedirá al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en la reunión de Madrid del miércoles, que inicie el procedimiento correspondiente ante la Comisión Europea para que la población de lobos en Castilla y León tenga una única consideración jurídica, de tal forma que tanto al Norte como al Sur del Duero sea considera especie cinegética.

 

Actualmente, el lobo no es una especie amenazada pues su población está en expansión y asentada en las nueve provincias de nuestra Comunidad. En estos momentos, la población es estable y se fija en 126 manadas seguras y 66 manadas probables, la mayor población de lobos en el conjunto de España.

 

También ha planteado el desarrollo de medidas efectivas en cuanto a un nuevo modelo para la ejecución de los cupos de caza, controles poblaciones más efectivos, mejorar el conocimiento de la especie mediante seguimientos normalizados, favorecer mecanismos rápidos y justos de compensación de las bajas y los daños ocasionados en las explotaciones.

 

Plan de onservación y gestión del lobo

 

Antonio Silván ha presentado a las OPAS las líneas generales del borrador del nuevo Plan de conservación y gestión del lobo. Cabe recordar que en septiembre del año pasado se propuso abrir un debate de medidas, actuaciones y acciones de consenso para mejorar la gestión del Plan en el marco del Comité Técnico de seguimiento del Plan. El Comité es el máximo órgano de asesoramiento y consulta que está constituido por 25 representantes de las consejerías de Fomento y Medio Ambiente, Agricultura y Ganadería, las organizaciones agrarias, las asociaciones de cazadores, las asociaciones de conservación de la naturaleza y los miembros de la comunidad científica universitaria de Castilla y León. El compromiso de revisión se está desarrollando desde un proceso participativo abierto a todos los sectores.

 

En las líneas generales del borrador de modificación del Plan se plantea la modificación de la situación legal de la especie favoreciendo una única gestión e instando al Gobierno de España a que inicie cuanto antes los trámites con el fin de considerar al lobo especie cinegética tanto al norte como al sur del Duero. Además, se plantean medidas de prevención, control y compensación más eficaces y ágiles.

 

Medidas preventivas: el uso de comederos y muladares y el radioseguimiento

 

Se plantea profundizar en la entrega de perros mastines para la custodia del ganado y en el desarrollo de ayudas a la instalación de vallados protectores. En este sentido, desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se considera que tendrá efectos positivos la próxima regulación de los espacios de alimentación de fauna silvestre, es decir, los muladares y las zonas de protección fuera de recintos vallados. Recientemente se ha aprobado la normativa básica estatal y ya se está trabajando conjuntamente entre las consejerías de Fomento y Medio Ambiente y Agricultura y Ganadería en la normativa autonómica a través de decreto.

 

También se plantea profundizar y consolidar los sistemas de prevención de daños eficaces, especialmente en explotaciones de ganado mayor, por su manejo y número de reses. Asimismo, en el marco de reforma de la PAC, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se compromete a poner en marcha conjuntamente con la Consejería de Agricultura y Ganadería los programas agroambientales que conlleven incentivos hacia la ganadería extensiva en zonas con presencia de lobo.

 

Se pretende, asimismo, mejorar el conocimiento de la especie mediante seguimientos normalizados y testados así como mediante la utilización de radioseguimiento masivo de la especie, que contribuya tanto a mejorar la situación poblacional como los hábitos y costumbres de los diferentes grupos. A través de estas medidas se pretende determinar con mayor precisión la aplicación de las distintas medidas recogidas en el Plan.

 

Cupos de caza y controles poblacionales

 

La revisión del Plan también se compromete a establecer un nuevo modelo para la ejecución de los cupos de caza mediante el aprovechamiento cinegético de la especie al norte del Duero dotándolo de mayor flexibilidad que permita aproximarnos a la consecución de los cupos máximos establecidos en cada zona.

 

Otra medida que se desarrollará es el establecimiento de una metodología para llevar a cabo controles poblacionales de la especie más efectivos y ágiles en situaciones de especial gravedad de daños al ganado, especialmente en explotaciones al sur del río Duero. Para ello, se dotará de formación y equipamiento al personal de campo, con apoyo de personal externo cualificado y mediante la aplicación de procedimientos específicos aconsejables por razones técnicas y operativas.

 

Minimizar daños y favorecer la viabilidad de las explotaciones

 

La Junta de Castilla y León garantiza la compensación de los daños ocasionados a los ganaderos mediante la convocatoria anual de las ayudas que compensan las franquicias de los seguros contratados por los ganaderos y los daños (lucro cesante y daños indirectos) ocasionados por los lobos y perros asilvestrados al ganado vacuno, ovino, caprino y equino con el fin de que estos daños no repercutan en la viabilidad de las explotaciones. Independientemente de ello, la Junta asume el pago de la totalidad de los daños producidos en las reservas regionales de caza y en las zonas de caza como titular cinegético de las mismas.

 

El sistema cubre los daños tanto al norte como al sur del Duero sea cual sea su titularidad cinegética. Permite dar una misma consideración a efectos de compensar daños a las poblaciones tanto al norte como al sur del Duero. Cabe señalar que si no existiera el sistema de seguros al norte del Duero los responsables serían los titulares cinegéticos dado que los daños recaerían en esos titulares, ayuntamientos, particulares y en muchos casos en los propios cazadores. Además, se compensan los daños producidos por perros asilvestrados.

 

Asimismo, la Junta de Castilla y León ha impulsado la creación de un seguro específico que pretende minimizar los daños y las consecuencias de los ataques cubriendo los daños con un menor coste, con mejores condiciones y prestaciones, y con la garantía de pago más rápido para seguir atendiendo a nuestros ganaderos de forma efectiva y más rápida.

 

Mediante este seguro específico, se agiliza la compensación de los daños garantizando un plazo máximo de entre 30 y 60 días desde que se produce el siniestro. Además, el ganadero puede suscribir una póliza en condiciones más favorables con un menor coste para el ganadero -pólizas más baratas-, con primas por cabeza de ganado de entre 0,35 euros -ovino/caprino- y 1,75 euros -vacuno/equino-; sin recargo por siniestralidad y con importantes bonificaciones por no siniestralidad. Este seguro se puede suscribir de forma voluntaria e individual por los ganaderos que lo deseen sin perjuicio de que el resto de pólizas existentes en el mercado que cubran este tipo de siniestros mantengan la validez para acogerse a las ayudas.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha ofrecido a las OPA el compromiso de trabajo conjunto con fluidez, transparencia, participación e información así como el objetivo inequívoco de avanzar en el planteamiento y la búsqueda de soluciones que permitan acercar posturas en defensa de los intereses con el fin último de minimizar las consecuencias negativas que la conservación del lobo en nuestra Comunidad pueda tener sobre la viabilidad de las explotaciones ganaderas.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído