La superficie total de cereales de invierno cultivada fue de 1.870.404 hectáreas, inferior a las 1.942.797 del año 2014. Por cultivos, se sembraron 864.444 hectáreas de trigo blando, 1.158 de trigo duro, 804.138 de cebada, 69.689 de avena, 98.471 de centeno y 32.504 de triticale, destacando los incrementos de la avena, el triticale y el centeno en detrimento del trigo y la cebada.

La producción, según datos oficiales de la Junta de Castilla y León, ascendió a 5.578.968 toneladas, representando un 3,5 por ciento más que en la campaña anterior, aunque un 8 por ciento menos que la media de cosecha de los últimos diez años. Por cultivos, 2.834.017 toneladas fueron de trigo blando, 3.824 de trigo duro, 2.299.729 de cebada, 153.171 de avena, 206.006 de centeno y 82.221 de triticale.

Precios

A lo largo de 2015, el precio medio ponderado de los cereales en las lonjas de Castilla y León ha sufrido continuas oscilaciones, aunque no muy marcadas. El trigo comenzó el año con los precios máximos, 181 euros por tonelada, pasando después a una evolución bajista, con algún repunte por medio, que alcanzó el precio mínimo a mediados de mayo, en 170,4 euros por tonelada. 

Posteriormente volvió a subir la cotización hasta llegar a mediados de julio a 180,1 euros por tonelada para volver a caer paulatinamente hasta principios de octubre, fecha a partir de la cual se ha iniciado una remontada de precios hasta llegar actualmente a una media de 177,6 euros por tonelada. En comparación al año anterior, el trigo ha tenido hasta la cosecha precios más bajos al 2014, en el cual el máximo precio llegó hasta los 189,2 euros por tonelada, mientras que después de mediados de julio el precio ha sido superior al del 2014, teniendo una menor caída.

La cebada, que ha tenido una evolución similar al trigo, comenzó el año alcanzando los 171,9 euros por tonelada, para caer posteriormente hasta 166,2 a mediados de marzo y remontar después hasta 173,2 euros por tonelada a mediados de julio. Después de la cosecha volvió a marcar una tendencia a la baja hasta que tuvo un punto de inflexión a principios de octubre y volvió a subir el precio hasta alcanzar el máximo del año a finales de noviembre, 174 euros por tonelada. El precio de la cebada ha sido durante todo el año una media de 1 euro por tonelada superior al pagado en el 2014.

La avena ha experimentado precios altos hasta equipararse e incluso superar la cotización de cereales que suelen tener más valor, como el trigo o el maíz, durante gran parte del año, llegando a pagarse a 182,6 euros por tonelada a mediados de junio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído