La resolución de esta convocatoria implica la puesta en marcha de 10 planes de formación dirigidos prioritariamente a trabajadores ocupados, con un porcentaje de un máximo del 40 % de las plazas destinadas a trabajadores desempleados. Los diez planes formativos están integrados por 771 cursos en los que podrán participar un total de 11.256 trabajadores.

La formación se imparte en las modalidades de presencial y de teleformación y se enmarca, principalmente, en las especialidades incluidas en el Fichero de especialidades formativas del Servicio Público de Empleo Estatal. La formación impartida dará lugar, en su caso, a la expedición del correspondiente certificado de profesionalidad, previa solicitud del interesado.

Las acciones subvencionadas alcanzan un importe de 8.996.310 euros y serán gestionadas por centros de formación profesional inscritos y acreditados en el Registro de Centros y Entidades de Formación Profesional para el Empleo de Castilla y León. 

La oferta formativa para trabajadores ocupados tiene como objetivo ofrecer una formación que tienda a los requerimientos de productividad y competitividad de las empresas, a las necesidades de adaptación a los cambios en el sistema productivo y a las posibilidades de promoción profesional y desarrollo personal de los trabajadores, de forma que les capacite para el desempeño cualificado de las distintas profesiones y les permita mejorar su empleabilidad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído