En la plaza Claudio Sánchez Albornoz, detrás de la iglesia de San Pedro, un manojo de Dora la Exploradora, Bob Esponja, Minnie Mouse, algún dálmata y caballos y otros, quedaron atrapados por un cable situado en medio de la calle.

Con un camión con escala, los bomberos ascendieron para recoger los globos que, ya a ras de tierra, quedaron en manos de los niños que vieron el despliegue, ocurrido sobre a las 15 horas del día de la festividad de Santa Teresa.

Todo apunta que fue un vendedor de globos que, sin autorización para la venta y al observar como la Policía Local solicitaba los permisos a los vendedores, decidió soltarlos al aire. En otro caso de un vendedor sin autorización, los globos fueron incautados provisionalmente por los agentes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído