Carriedo vaticina un crecimiento “muy intenso” el segundo trimestre de 2021 cuando se saldrá de la recesión en Castilla y León

El consejero destaca que pese a la recesión de 1,1 puntos de la Comunidad en el primer trimestre, la industria presenta una “clara recuperación”, crece la inversión y se genera empleo

0 Comentarios

 Obreros obras apisonadoras camiones (7)
Obreros obras apisonadoras camiones (7)

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, afirmó este viernes que Castilla y León crecerá de forma “muy intensa” en el segundo trimestre de 2021 y saldrá de la recesión pero “no de la crisis”, que se extenderá también durante 2022, ya que se tardarán dos años en recuperar los niveles de PIB y empleo perdidos durante la pandemia.

Carriedo presentó la Contabilidad Regional Trimestral de los tres primeros meses del año, cuando la economía siguió en recesión, con una retroceso del 1,1 por ciento en su variación interanual, el mejor dato, no obstante, en cinco trimestres. El dato negativo se produjo en un contexto de nuevas medidas restrictivas frente a la COVID en la Navidad de 2021, cuando en 2020, el impacto de la pandemia se inició el 14 de marzo, cuando se declaró el estado de alarma.

El consejero reveló tres datos positivos que le permiten vaticinar un segundo trimestre de “muy intenso crecimiento”, también porque se comparará con el de mayor parálisis económica de 2020 (la economía se desplomó un 18,7 por ciento entre abril y junio de 2020). En concreto, se congratuló porque la industria avanzó un 4,1 por ciento, con una “clara recuperación”; la formación bruta de capital, es decir, la inversión, aumentó un 1,5 por ciento, un dato “muy positivo” que refleja que el tejido productivo “se adelanta al cambio de tendencia”, y el empleo subió un 0,2 por ciento en puestos de trabajo equivalentes, es decir, 1.500 más, una cifra “positiva pero insuficiente”. 

 08MAX202106519077

Sectores

Carriedo repasó los datos de PIB en el primer trimestre desde el punto de vista de la oferta y constató que el VAB del sector primario de Castilla y León anotó un descenso interanual del 4,7 por ciento. En este sentido, apuntó que aún es pronto para determinar cómo cerrará el año, por las últimas lluvias y el pedrisco, pero la tendencia es que la cosecha será "peor" que en 2020. 

El consejero expuso que el VAB de la industria creció un 4,1 por ciento en el primer trimestre del año. Las ramas energéticas se elevaron un 17,7 por ciento y las manufactureras, un 2,7 por ciento, donde destacó el descenso de la alimentación y el menor crecimiento de la de material de transporte. 

El consejero deseó también una pronta recuperación del sector de la automoción, afectado por el deterioro de la demanda en los mercados internacionales, y la crisis de producción generada por los problemas de abastecimiento de semiconductores, junto a decisiones gubernamentales sobre las subidas del diésel o el impuesto de matriculaciones. “Es un sector competitivo y seguirá teniendo un peso muy importante e nuestra economía”, dijo.

El consejero también puso de relieve que el sector de la construcción anotó una variación interanual de menos 6,5 por ciento en el primer trimestre de 2021, el peor dato entre los sectores, con una mayor actividad en la edificación residencial y en la ingeniería civil. 

En este sentido, explicó que la licitación pública puede aumentar con los fondos de la UE y la recuperación de los procedimientos de licitación, pero advirtió del impacto que puede tener la deuda en las administraciones públicas y su apuesta por el gasto en prestación de servicios, más que en inversión. Aseveró que en obra civil, el comportamiento ha sido mejor, por las reformas acometidas durante el encierro de la pandemia, en segundas residencias en el medio rural, y auguró una dinamización con los fondos de la UE para rehabilitación.

Por último, indicó que el VAB del conjunto del sector servicios retrocedió un 0,9 por ciento, con una merma del 1,8 por ciento para los de mercado, frente a un aumento del 1,8 por ciento para los de no de mercado. 

Carriedo constató que se espera una “recuperación” del turismo para los próximos meses, con el levantamiento de las restricciones, y aprovechó para volver a llamar al consenso en el Consejo Inteterritorial de Salud, al ministerio de Sanidad. 

Demanda

El consejero también analizó las cifras desde el punto de vista de la demanda, y manifestó que las compras internas bajaron un 1,3 por ciento. Agregó que el gasto en consumo final decreció un 1,8 por ciento, con una bajada del 3,7 por ciento para los hogares, y un menor crecimiento en las administraciones públicas del 3,1 por ciento.

En cuanto a la formación bruta de capital (inversión), registró una variación positiva del 1,5 por ciento debido al mejor comportamiento de la inversión en construcción, que solo bajó un 2,1 por ciento; y de bienes de equipo, que se elevó un 5,9 por ciento.

El sector exterior presentó una contribución positiva de 0,2 puntos porcentuales al crecimiento del PIB en el primer trimestre del año, con una merma de las exportaciones del 7,9 por ciento, y de las importaciones, del 7,6 por ciento. 

Por último, Carriedo comentó que el empleo, medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, reflejó una variación interanual del 0,2 por ciento en este primer trimestre, en el que se observaron descensos en el empleo de la industria y los servicios, del menos 1,5 y menos 1,3 por ciento, en cada caso; un menor aumento en el de la construcción, del 5,5 por ciento; y un crecimiento en el del sector primario, con un 15,3 por ciento. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído