Castilla y León inicia 2021 con un déficit de 53 millones en enero

Asturias, Canarias y Galicia registran superávit, frente a la la media de las comunidades que presenta un déficit del 0,11% del PIB

0 Comentarios

 Agricultura solicitará la prórroga de las cuotas lácteas o los derechos de plantación de viñedo
Agricultura solicitará la prórroga de las cuotas lácteas o los derechos de plantación de viñedo

Castilla y León inició este año con un déficit de 53 millones de euros en enero, equivalente al 0,09 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB). Este indicador se situó por debajo de la media autonómica, que fue del 0,11 por ciento, con un desfase entre ingresos y gastos de 1.365 millones, según los datos facilitados hoy por el Ministerio de Hacienda.

Este resultado obedece a un incremento de los gastos del 6,9 por ciento, frente un crecimiento de los ingresos del 3,9 por ciento, según Hacienda, que destacó que tres autonomías ya tienen superávit en el primer mes del ejercicio. Se trata de Asturias, Canarias y Galicia.

Entre los ingresos el Ministerio destacó los impuestos sobre la producción y las importaciones, que aumentaron un 24,5 por ciento, alcanzando la cifra de 656 millones, de los cuales ITP y AJD, crecieron un 28,2 por ciento más. Los ingresos por impuestos sobre la renta y patrimonio se situaron en 3.909 millones, con una tasa positiva del siete por ciento. 

Además, se incluyen los ingresos procedentes del IRPF, que se han situado en 3.906 millones, de los cuales 3.822 millones correspondieron con las entregas a cuenta realizadas por el Estado, en aplicación de la Ley 11/2020 de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 2021. Este importe refleja un crecimiento del 6,6 por ciento respecto a 2020.

Los ingresos por impuestos sobre el capital se situaron en 193 millones, lo que implica 110 millones más que en enero de 2020, importe que corresponde íntegramente a la recaudación derivada del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Las transferencias entre administraciones públicas siguen la tendencia al alza de las anteriores rúbricas, subiendo un 1,3 por ciento hasta los 7.460 millones, provocado por las mayores transferencias recibidas por el Estado que ascendieron a 6.477 millones, 159 millones más, y que representan el 49,6 por ciento de los recursos del sector.

Entre los gastos, la remuneración de asalariados creció un 12,2 por ciento, de los cuales la retribución de las unidades que componen la sanidad creció un 20,1 por ciento, hasta los 2.794 millones, y del resto del subsector un 7,1 por ciento, hasta los 3.867 millones.

Los consumos intermedios se elevaron un 5,9 por ciento hasta situarse en 2.673 millones. Destaca el ámbito de la sanidad, que creció un diez por ciento hasta los 1.607 millones. Respecto a esta última tasa, las comunidades autónomas que más crecen son: Cantabria, Cataluña, Extremadura, Galicia, Murcia y Valencia.

Las subvenciones ascendieron hasta los 237 millones, 98 millones más que en 2020, debido al incremento de las ayudas al transporte. Las transferencias sociales en especie aumentaron un 0,8 por ciento, hasta los 2.178 millones, debido a que el incremento del gasto en conciertos de asistencia sanitaria en un 12,2 por ciento, hasta los 386 millones, y en conciertos educativos en un 3,3 por ciento, hasta los 615 millones, se vio compensando con el descenso del 1,6 por ciento del gasto en farmacia hasta los 945 millones. Por último, la inversión se mantuvo estable respecto a 2020, alcanzando los 986 millones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído