Siempre había tenido el proyecto en mente: lograr una idea de ocio en la ciudad compatible para toda la población, ?sobre todo en invierno, que no sabes qué hacer con los niños?, apostilla Laura.  Psicóloga y siempre vinculada al mundo del deporte, en octubre de 2014 decidió apostar junto a su pareja por la creación de un centro acuático y deportivo en Zamora, Oceanic. ?Soy de las de la teoría de quien no arriesga no gana, en Zamora no hay término medio, o pega el petardazo para arriba o lo pega para abajo y eso asusta?, confiesa la directora, ?pero también motiva?, añade.  

Se formó, se informó y contactó con una empresa de Barcelona especialista en biomecánica que desarrolla sus propios equipos, idóneos para la rehabilitación en el medio acuático por sus características de resistencia e ingravidez. ?Son las famosas máquinas que utiliza Cristiano Ronaldo y pensé: Si una persona que vive de su cuerpo trabaja con estas máquinas? tienen que tener una buena finalidad?, cuenta la directora. Sin embargo, decidió realizar un estudio de mercado para comprobar el alcance del marketing y de su principal objetivo: vender salud y mejorar la calidad de vida. 

Finalmente adquirió cuatro máquinas (dos bicicletas, una cinta de correr y una elíptica) y diseñó el programa conocido como EFA (Entrenamiento Funcional en Agua). ?Durante 45 minutos de clase fusionamos trabajos aeróbicos con trabajos de fuerza y resistencia en un circuito acorde a los usuarios?, relata Dani, uno de los monitores especializados. 

?En una clase de aquagym también realizamos un entrenamiento funcional pero con las máquinas centralizamos la actividad: aumentamos nuestra actividad cardiovascular, trabajamos nuestro sistema músculo esquelético y mejoramos la respiración, todo ello con la resistencia añadida del trabajo bajo el agua?, agrega Laura. 

Las máquinas, de acero inoxidable y titanio, son especiales para agua salada, apenas alcanzan los diez kilos de peso y tal como explica la directora del centro, ?cualquier persona puede trabajar en ellas, desde una persona que entrena para triathlones hasta una recién operada de rodilla para su rehabilitación, aquí no hay intervalos y la intensidad la marca quien esté subido en ella?.

¿La diferencia con el trabajo ?en seco?? El impacto. ?Es como los sueños en los que intentas correr pero no avanzas, esto es igual. Intentas correr, tu actividad cardiovascular sigue aumentando, tú estás haciendo ese movimiento y a mayores el agua está ejerciendo resistencia pero sin dañar las articulaciones y evitando lesiones, el impacto es cero?.

El tratamiento en piscina y la reducción del peso corporal en el agua facilitan el entrenamiento de la marcha y de actividades del día a día que algunas veces no son posibles fuera de la piscina. Su apuesta por el trabajo en ?petit comité? les facilita una atención personalizada conociendo cuál es el nombre, la patología y las limitaciones físicas de cada usuario: ?he tratado a gente con movilidad reducida a raíz de un ictus, gente operada de cervicales o incluso con trombosis en alguna pierna?, expone Dani.

La actividad se ha ido popularizando y, en consecuencia, el centro ha ido adaptándose a las necesidades de los clientes creando ?EFA senior?, una clase específica con una actividad menos intensa. Asimismo, el centro afronta su tercera temporada ampliando sus horarios también durante el fin de semana para atender la demanda y continuar con el trabajo en grupos reducidos. 

La matronatación y el ?aquaembarazo? (favorecidas por la mayor flotabilidad en agua salada), así como actividades dirigidas en sala se engloban dentro de la oferta multigeneracional de Oceanic, ubicado en la carretera de La Hiniesta (con trasera en el Camino la Lobata). 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído