Los centros educativos zamoranos pertenecientes a Escuelas Católicas Castilla y León se reunieron ayer con el secretario autonómico de la institución, Antonio Guerra, en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús para tratar asuntos “de gran interés y preocupación para los centros educativos adscritos a la patronal de colegios católicos regional”, como la aplicación de la Lomce y los cambios en las cotizaciones laborales de los trabajadores, según informan fuentes de Escuelas Católicas.
Los efectos de la aplicación de la nueva ley de enseñanza fue uno de los temas que generó más debate y preocupación entre los centros escolares de Zamora. Las limitaciones que se han producido ante la posibilidad de cambiar los libros de texto, la aplicación en Primaria y la puesta en marcha de la nueva Formación Profesional Básica aún generan algunas dudas entre los centros educativos. El presidente provincial de Zamora de Escuelas Católicas, Ricardo Casas Lorenzo, y el secretario autonómico recogieron la opinión de los centros en este tema.
 
Uno de los puntos más problemáticos en el inicio de este curso escolar es la aplicación de la nueva normativa laboral del Ministerio de Trabajo, de diciembre de 2013. Los centros se han visto obligados a realizar cambios en las nóminas de muchos trabajadores ya que algunos conceptos antes no entraban en cotización como el seguro de accidentes obligatorio de los trabajadores y la utilización de servicios como el comedor escolar.
 
Escuelas Católicas también presentó a los directores y representantes de los trece centros zamoranos adheridos a la patronal la oferta formativa para profesores que se desarrollará durante el curso 2014-2015.
 
Visita al Colegio María Inmaculada

 

Durante la mañana, Escuelas Católicas Castilla y León también visitó el Colegio María Inmaculada, un centro perteneciente a la institución Hijas de la Caridad y que trabaja históricamente con alumnos de contexto social desfavorecido en un barrio de la capital en el que la crisis ha golpeado con gran virulencia. La directora del colegio Sor Ana María Sancho Orcajo se mostró satisfecha con el éxito del Ciclo de Grado Medio de Auxiliar de enfermería que ofrece el centro y cuyos estudiantes obtienen un alto nivel de incorporación laboral. El Colegio María Inmaculada también destaca por la introducción de un nuevo método de trabajo para el aprendizaje de las matemáticas, denominado ‘Entusiasmat’ con el apoyo del uso de tablets, dirigido a alumnos de Infantil y en el primer ciclo de Primaria.
 
El Colegio María Inmaculada no es el único centro en la provincia con alumnos en similares circunstancias y que siguen trabajando por mejorar su educación e inclusión social, como es el caso del Colegio Nuestra Señora del Rocío, también ubicado en Zamora, según las mismas fuentes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído