La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, ha entregado hoy a la Junta de Gobierno de la Hermandad de Nuestra Señora de San Lorenzo la imagen de la patrona de Valladolid, una vez concluidos los trabajos de restauración de la talla, en el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León. La intervención responde al desgaste y deterioro que presentaba la imagen, tallada en madera policromada, de la segunda mitad del siglo XIV. La actuación sobre esta escultura se enmarca en el Plan de Intervención PAHIS 2020, que cuenta con un programa específico que da soporte a acciones que se desarrollan desde el Centro de Conservación y Restauración de la Comunidad. Uno de los objetivos del CCRBC es la investigación aplicada a la conservación, dentro del ámbito de la especialización funcional y el enfoque interdisciplinar.

La imagen de Nuestra Señora de San Lorenzo ha sido remodelada y restaurada en varias ocasiones a lo largo de la historia, adaptándose a los gustos estéticos y normas litúrgicas de diferentes momentos. De esta manera, desde el siglo XVII hasta mediados del siglo XX, la imagen ha sido ataviada con vestiduras que mantenían oculta la talla. En 1956, se remodelan ciertas partes de la talla y se pone de manifiesto su mal estado de conservación.

El proyecto de investigación y restauración abordado desde el CCRBC se ha elaborado a través de un conjunto de estudios, exámenes y análisis previos, que han permitido caracterizar los materiales presentes en la obra, la técnica seguida por el escultor, así como la tipología y extensión de las intervenciones anteriores. En la intervención se han realizado exámenes y fotografías con distintos tipos de iluminación ultravioleta, estudio radiográfico y análisis de muestras de policromías. Junto a estos estudios, se ha realizado también un examen que ha servido para profundizar en el conocimiento de la obra y definir una intervención de restauración que palíe los deterioros  materiales de la imagen, respetando los valores de carácter estético y devocional de la imagen.

Estado de conservación

Los trabajos de restauración de la imagen han seguido una serie de pasos. En primer lugar, ha sido preciso realizar un asentado de aparejos y policromías para asegurar las zonas donde había riesgo de pérdida pictórica. Se ha eliminado también el estrato superficial de suciedad, respetando las pátinas pertenecientes a la policromía actual de la imagen y, por último, se han rellenado las grietas abiertas, con un emparejado y enrasado de lagunas de policromía, terminando con la reintegración cromática.

En todos los trabajos de restauración de la imagen, se ha tenido presente su marcado carácter vocacional. De esta manera, se ha practicado una restauración meramente conservativa para no alterar el aspecto estético de la obra.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído