El plan, aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, supone eliminar un facultativo más de lo previsto en El Barco, donde se preveía suprimir sólo uno, según el borrador presentado a los sindicatos la semana pasada.
 
Los 16 médicos de la zona de El Barco tienen ahora un cupo medio de 335 pacientes, que aumentarán a 382 cuando sean 14 los facultativos.
 
En la zona de Navarredonda de Gredos el cupo medio es de 268 pacientes por médico con seis profesionales, que se reducirán a cuatro y el número de personas a atender será de 402.
 
Por el contrario, en el Centro de Salud Ávila Sureste hay siete médicos para 1.808 pacientes para cada uno. Cuando aumenten a ocho los facultativos el cupo medio bajará a 1.582.
 
En la actualidad, las tarjetas asignadas por médico en la provincia de Ávila oscilan entre 78, la cifra más baja, y las 1.931, la más alta.
 
Blindaje

Según el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, el Plan de Ordenación de Atención Primaria supondrá el "blindaje" de la prestación sanitaria en el medio rural y mejorará la del medio urbano y semiurbano, rebajando en un 8,3 por ciento el cupo de pacientes para los médicos de familia de las ciudades, que pasarán de una media de 1.549 a 1.420, mientras que los rurales aumentarán el ratio de 680 a 737, que supondrán dos consultas más al día.

 
El plan tendrá aplicación hasta el 31 de diciembre de 2015, redactado con un “criterio restrictivo” para mantener la atención primaria en las mismas ubicaciones y con la misma intensidad.
 
El consejero ha dicho que el plan está aplicándose desde hace más de un año, tiempo que se ha aprovechado para no cubrir 53 plazas de médicos de familia y siete de enfermería que han quedado vacantes por jubilación, para evitar después despidos a interinos. Está previsto reordenar 73 plazas de médicos de familia y 45 enfermeros.
 
Concurso de traslados

Si bien se había pensado en principio por la figura de la atribución temporal de funciones para la reordenación con mayor rapidez, después y por solicitud de los sindicatos se llevará a cabo mediante concurso de traslados voluntario, aunque el proceso será más lento.

 
Según el consejero, que ha asegurado que “no se va a forzar a nadie”, la reordenación se ha efectuado mediante un estudio “exhaustivo” de las zonas básicas de salud, de las consultas de los medios rural, urbano y periurbano, y del cupo de pacientes para optimizar los recursos humanos.
 
Los cambios no supondrán más de cuatro horas y media entre consulta y desplazamientos para los médicos del medio rural, que con una jornada de siete horas y media tendrán tiempo para las guardias.
 
Los responsables de la Consejería de Sanidad se reunirán con los alcaldes de las localidades afectadas para solicitarles su colaboración ante cualquier incidencia.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído