El dueño de un bar de Benavente situado en la calle Santo Domingo, de nacionalidad extranjera, entregó en la Oficina de Objetos Perdidos, en el cuartel de la Policía Local, 6.000 euros en metálico, además de otros objetos que un cliente se dejó olvidados en el establecimiento el pasado día 22 de abril, según informan a zamora24horas fuentes de la Concejalía de Urbanismo, Seguridad Ciudadana y Obras.
 
El cliente olvidadizo se dejó también la documentación, de manera que la Policía Local conoce su identidad y lleva desde entonces intentando localizarle para notificarle que puede pasar a recoger el dinero y sus otras pertenencias.
 
Molestias y amenazas

 

El suceso, que se produjo en la tarde del pasado martes, día 22 de abril, se produjo en circunstancia extrañas, ya que varios dueños de establecimientos de Benavente habían llamado a la Policía Local denunciando que una persona estaba “molestando y amenazando” a los clientes de sus locales, lo que motivó que los agentes se acercaran a la zona a comprobarlo.
 
Fue en ese momento cuando comprobaron que al sujeto se le había olvidado en uno de esos locales una bolsa en la que se encontraban sus pertenencias, entre ellas, los 6.000 euros.
 
En este contexto, el dueño del establecimiento de la calle Santo Domingo en el que el cliente se olvidó la bolsa la abrió para intentar saber de quién era y, al ver su contenido, pidió consejo al titular de una tienda de electrodomésticos de la calle Doctor García Muñoz, quien le aconsejó que la devolviera en la Oficina de Objetos Perdidos y le acompañó hasta la Policía Local.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído