La mujer detenida el pasado mes de diciembre acusada de robar en la casa donde trabajaba como empleada de hogar podría haber sustraído hasta 26.740 ? a un hombre de 64 años para el que trabajaba.

La mujer conocía el PIN de una cartilla bancaria y la utilizó sin consentimiento de su titular para realizar varias extracciones de dinero en cajeros automáticos, llevándose una cantidad bastante importante de dinero en dichas operaciones.

Las investigaciones posteriores de la Guardia Civil del Alfoz de Burgos revelaron que, a los más de 12.000 euros que se sabía había sustraído en el momento en que fue detenida, hay que sumar ahora otros 14.130 euros de los que supuestamente se habría apropiado en el periodo comprendido entre enero de 2013 y octubre de 2014.

El total sustraído hasta noviembre del pasado año, momento en el que se procedió al bloqueo de la cartilla por la entidad bancaria y que dio origen a la investigación, ascendería a 26.740 euros, cantidad acumulada en apenas tres años. Desde esta fecha y tras la detención de la entonces sospechosa no se han producido nuevos movimientos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído