La Federación de Bancos de Alimentos de Castilla y León recibe más de 160.000 euros en beneficio de las personas y familias más desfavorecidas

La subvención se destinará a financiar los gastos derivados del programa de recuperación y redistribución de excedentes alimenticios. Castilla y León cuenta con una Red de Protección e inclusión a personas y familias en situación de vulnerabilidad. 

 El Banco de Alimentos prevé un empeoramiento de la situación
El Banco de Alimentos prevé un empeoramiento de la situación

El Consejo de Gobierno ha aprobado la concesión de una subvención de 160.000 euros a la Federación de Bancos de Alimentos de Castilla y León, para financiar los gastos derivados de la realización de un programa destinado a la recuperación y redistribución de excedentes alimenticios, a través de entidades de reparto, en el ámbito de Castilla y León, así como los gastos de inversión necesarios para su reparto, con la finalidad de garantizar a través de un servicio coordinado de alimentos, la cobertura de una de las necesidades más básicas de subsistencia de las personas y familias más desfavorecidas.

De esta manera, Castilla y León cuenta con una Red de Protección e inclusión a personas y familias en situación de mayor vulnerabilidad social o económica que está regulada por Ley 4/2018 de 2 de julio que se encarga de prevenir y atender de manera integral y coordinada las necesidades básicas de personas y familias que se encuentren en una situación de mayor vulnerabilidad social y económica, fomentando su plena inclusión social y laboral en el ámbito de Castilla y León.

Así, entre los agentes que forman parte de esta Red está la Federación de Bancos de Alimentos de Castilla y León y los 10 bancos agrupados en Febacyl. Estas instituciones desarrollan actuaciones dirigidas a garantizar la cobertura de una de las necesidades básicas de subsistencia de las personas y familias más desfavorecidas, a través del servicio coordinado de alimentos vinculado a la Red de Protección e inclusión a personas y familias en situación de mayor vulnerabilidad social o económica en Castilla y León.

En el año 2018, desde los distintos bancos integrados en la Federación de Banco de Alimentos de Castilla y León se dio cobertura mensualmente, a través de distintas entidades de reparto, a más de 61.000 personas que se encuentran en riesgo de exclusión social y no tienen garantizada la cobertura de sus necesidades básicas de subsistencia. Además, para la realización de este programa, desde Febacyl, y a cargo a la subvención a concedida en la anualidad anterior, se han contratado a 11 personas en situación de exclusión social, que realizan su actividad junto con el resto de voluntarios para tareas administrativas, mozos de almacén, carretilleros, repartidores, conductores entre otros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído