Noche complicada para la Guardia Civil en los municipios del alfoz de Zamora. Sobre las dos de la madrugada, unos ladrones entraban en un supermercado de una conocida cadena en Morales del Vino. Los asaltantes apalancaban la trapa metálica para poder acceder a través de la puerta principal. Una vez dentro, en la oficina, intentaron sin éxito forzar la caja fuerte y al ver que tras saltar la alarma era cuestión de minutos que llegarán las fuerzas y cuerpos de seguridad decidieron abandonar el lugar sin sustraer ninguna cantidad económica.

Algo similar ocurría solo una hora después, pero en Moraleja del Vino. Los ladrones inutilizaban a golpes la alarma exterior de una sucursal bancaria que se encuentra en la Plaza Mayor del pueblo y accedían al interior, primero forzando la puerta de acceso con una palanca y después forzando la segunda puerta con palancas y mazas. 

Tras acceder al interior de la sucursal, realizaban desperfectos en el mobiliario y en el material informático hasta llegar a la zona donde estaban ubicados los dispensadores. Al no conseguirlo y saltar la alarma interior, decidieron sustraer un dispensador más pequeño en el que, en principio, no había dinero. Según fuentes consultadas por zamora24horas, la huida se realizó en dirección a Zamora y en un vehículo oscuro grande y de varios años de antigüedad. 

La Guardia Civil investiga los dos hechos para saber si guardan relación entre ellos. No obstante, y al margen de los cuantiosos daños materiales, los asaltantes,  en principio, no lograron sustraer sumas de dinero ni del supermercado de Morales del Vino ni de la sucursal bancaria de Moraleja.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído