Un grito por el empoderamiento de las mujeres a parir como ellas decidan

Promueven la información y las opciones que tienen al dar a luz las futuras madres. El grupo de Facebook 'Por un parto respetado en León' nace en la ciudad como una sacudida al departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital, y para dar voz a testimonios que ponen en evidencia un intervencionismo extremo que, a veces, deja secuelas

 Un grito por el empoderamiento de las mujeres a parir como ellas decidan
Un grito por el empoderamiento de las mujeres a parir como ellas decidan

Un grito en el parto, pero no por el dolor, o quizás sí, por el que está produciendo cada vez un mayor intervencionismo hospitalario en el acto más humano y natural que existe. Bajo la idea principal de devolver el poder de decisión a las mujeres en uno de los momentos más importantes de su vida y en la de sus hijos, Beatriz, Jael, Carmen, Ana y Belén han creado el grupo de Facebook 'Por un parto respetado en León', un espacio dedicado a todas las mujeres que quieran conocer sus derechos y opciones a la hora de dar a luz, y para "que vayan empoderadas a su parto, ya que son totalmente capaces, y no necesitan una intervención de rutina por parte de los profesionales", apunta Beatriz.

Las cinco fundadoras se conocieron a través de otros grupos de crianza respetuosa, y decidieron dar una especie de 'sacudida' al departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital de León a través de experiencias reales, la mayoría negativas, y que "reflejan el daño que en ocasiones provocan con sus protocolos y mal trato", explican las creadoras de la página.

"Se ha medicalizado tanto el parto que se le ha quitado a la mujer el poder de parir y esa capacidad que hemos tenido toda la vida, de la misma forma que estamos preparadas para gestar", añade Beatriz.

¿Quién conoce las opciones y los derechos en el parto?

De esta forma, los principales objetivos de 'Por un parto respetado en León' son que una futura madre no tenga miedo a dar a luz y que cuente con toda la información. "Queremos que las madres sepan cuáles son sus derechos y los procedimientos que hay hoy en día, información que, actualmente, en la mayoría de los casos no te dan ni las matronas ni los Centros de Salud", declara Carmen. "Cuando una mamá se queda embarazada se miran los carritos de los coches, las mejores sillas, cunas, y un buen comunicador. Pero, ¿qué pasa con el día que viene tu bebé al mundo?, ¿qué pasa con tu cuerpo? El parto puede cambiar la relación con tu hijo desde el primer día. Un parto intervenido que acaba mal, puede generar en la mujer una depresión post parto, un rechazo hacia el bebé sin querer, una lactancia materna dificultada y fracasada. No es cuestión de estar bien, vivos, sino que va más allá", apunta Beatriz contundente.

Las fundadoras del grupo también evidencian que no existe esta información en atención primaria, ni en las clases de preparación al parto, "en las que te enseñan a respirar y poco más".

¿Qué derechos y opciones tiene una mujer embarazada? ¿Cuáles son las posibles consecuencias de cada intervención médica, para poder decidir? En la mayoría de los casos estas preguntas no existen, no se plantean o no se contestan. "Queremos cambiar la forma de atender el parto, en todos sus ámbitos. La demanda social que queremos crear es que se forme más a los profesionales, que haya más medios, aunque hay profesionales que piensan como nosotras y se encuentran con un muro debido al protocolo de actuación intervencionista que tiene el Hospital de León", declaran Carmen, Jael y Beatriz, que recuerdan que dar a luz es un momento delicado, y en el que la mujer debería estar concentrada en su parto y en nada más. "No pelearse con nadie, para que el proceso fluya de la forma más natural y menos dolorosa, más relajada y más tranquila".

Aunque su idea principal es que la información dé poder a la mujer, también apuntan que no hay que olvidar la función del Hospital, ya que en el caso de que exista una complicación hay que dejar intervenir y actuar a los profesionales. "En ese momento ni la madre más informada del mundo se va a negar", confiesan. Por ello, defienden un parto lo menos intervenido posible, pero libre, en el que no se incita a las mujeres a nada. Son opciones personales.

'Por un parto respetado en León', que cuenta con 600 miembros en poco más de un mes, exige en el Hospital de León la monitorización intermitente, para que la mujer tenga libertad de movimiento, y más matronas, para que se pueda llevar a cabo este procedimiento si hay más de dos mujeres dando a luz a la vez.

El consentimiento de baja intervención y el plan de parto

Ante la tímida pero creciente demanda entre las madres que solicitan una baja intervención en su parto –por ejemplo negarse al uso de la anestesia epidural, o la libertad de dilatar en una posición postural libre, con una motorización intermitente- el Hospital de León ha creado un protocolo de consentimiento de baja intervención, aunque debe ser solicitado por la mujer y según las fundadoras del grupo es "muy escueto, muy condicionado a que se pueda realizar".

Por ello, Beatriz, Jael, Carmen, Ana y Belén recomiendan llevar un propio plan de parto, que va a reflejar todo lo que la madre quiere que se haga y que no se haga llegado el momento. "Es un derecho en el que presentas tus preferencias y puedes revocar de propia palabra en el acto. Pero los profesionales médicos no pueden actuar sin tu consentimiento. En el grupo tenemos una plantilla para que cada mujer decida cómo quiere dar a luz. Aconsejamos llevarlo al Hospital y presentarlo en el registro al menos tres meses antes de la fecha prevista del parto. Es un tema que se desconoce pero es muy importante".

'Por un parto respetado en León' toma como ejemplo la asociación 'El parto es nuestro', creada en 2003 por madres que habían pasado por procesos de partos traumáticos, y que tienen profesionales de todos los ámbitos entre sus socios para solucionar los problemas y las dudas que puedan surgir, a través de una información contrastada y veraz, respaldada por estudios médicos, científicos, por la OMS y el Ministerio de Sanidad, tal y como argumenta Jael.

Del grupo pueden formar parte todas las personas interesadas, previa solicitud a través de Facebook. "Cuanto más informada esté y más conozca sus derechos y lo que puede pedir, una mujer embarazada, más tranquila estará", finalizan las mujeres de 'Por un parto respetado en León'.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído