La Guardia Civil investiga a un conductor tras sufrir un accidente de circulación y dar positivo en la alcoholemia

Colisionó por alcance contra otro vehículo en La Varga, ausentándose del lugar, siendo interceptado en Monasterio de Rodilla




 1532713330041guardia civildn
1532713330041guardia civildn

Fuerzas del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos, han investigado en La Bureba a J.A.B. de 48 años de edad como presunto autor de un delito contra la seguridad vial al conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas y hacerlo superando las tasas establecidas.

Los hechos ocurrieron a las 14:15 horas del pasado sábado 28 de julio, cuando el todo terreno conducido por el ahora investigado sufría un accidente de circulación, al colisionar por alcance contra un turismo, todo ello en la autovía A-1 a la altura de La Varga.

El siniestro se saldó con el resultado de daños materiales en los vehículos implicados y sin tener que lamentar desgracias personales, si bien el conductor del todo terreno abandonó el lugar en su vehículo.

Las numerosas llamadas telefónicas de usuarios de la vía, alertando de su "anómala" conducción, junto con las indicaciones de algún testigo hizo pensar pudiera circular bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

La Central de Servicios coordinaba un dispositivo de búsqueda y localización, desplegando varias patrullas por las carreteras de la provincia, en evitación de sucesos similares, que daba sus frutos más tarde al ser localizado e interceptado en la carretera N-1, a la altura de Monasterio de Rodilla, circulando sentido norte.

Tras identificar y verificar que se trataban tanto del vehículo como del conductor fugados tras el siniestro, se le practicó a este último la prueba de alcoholemia mediante el aire espirado arrojando sendos resultados positivos de 0'98 y 0'97 mg/l, por lo que fue investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial

Las gestiones practicadas demostraron que tras cumplir una sentencia judicial de privación del Permiso de Conducción, cuyo plazo venció el pasado mes de abril, no había realizado el curso de Sensibilización y Reeducación Vial obligatorio para volver a conducir, lo que le supuso la apertura de un expediente sancionador.

Las diligencias instruidas serán entregadas en el Juzgado de Instrucción de Briviesca.

La ingesta de bebidas alcohólicas así como la de drogas y sustancias tóxicas influye en el conductor de un vehículo con la disminución de la capacidad sensorial, de reflejos y de atención en la conducción, desvirtuando la percepción de la realidad, determinando una conducción inapropiada y creando un concreto peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, aumentando exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial.

Estas conductas al volante podrían conllevar administrativamente hasta 1.000 ? de sanción y penalmente podrían ser castigadas con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído