León estrenará próximamente un nuevo centro comercial, inicialmente anunciado para el 2016 pero ahora parece que para el 2017, que se ubicará justo enfrente del Parque de La Granja, junto a la Ronda Este, una nueva oferta de ocio y compras que se unirá a las ya existentes en la ciudad. En estos momentos, las grandes superficies que operan en la capital leonesa, o su alfoz, son cinco, Espacio León, León Plaza, E.Leclerc, Carrefour y El Corte Inglés.

Este nuevo proyecto está promovido por la empresa sevillana Bogaris anunciando formatos comerciales muy atractivos como Decathlon; su apertura puede poner en jaque al comercio tradicional leonés, muy afectado ya por la gran oferta de este tipo de establecimientos, e incluso que puede significar un prejuicio económico a las grandes superficies que ya están asentadas, porque ¿hay espacio en León para un nuevo centro comercial?, ¿realmente es necesaria una nueva gran superficie cuando, por ejemplo, León Plaza, no está totalmente ocupado, e incluso, ha tenido que ser 'rescatado' Caja España-Duero?

Los pequeños comerciantes lo tienen claro, en León no hay hueco para más. Desde la Asociación Leonesa de Comercio (Aleco) en la ciudad hoy existe "mucha más oferta comercial que demanda" por lo que la puesta en marcha de esta nueva gran superficie va a provocar que el mismo pastel, tenga que repartirse entre muchos más comensales.

Para el presidente de Aleco, Javier Menéndez, va a suponer un perjuicio importante para el comercio tradicional, pero también va a provocar "una guerra fratricida" entre los más grandes porque, además, las distancias entre las grandes superficies existentes y la que previsiblemente será una realidad en varios meses, "son muy pequeñas".

En opinión de Menéndez, es "extraño" que se impulse esta nueva iniciativa empresarial cuando hay un centro comercial con muy baja ocupación, en referencia a León Plaza, y que, incluso ha tenido que ser comprado, con el dinero de todos los contribuyentes, por Caja España Duero y cuando resulta "muy difícil" llenar los establecimientos comerciales ubicados en estas plataformas de lunes a jueves. Su punto fuerte, eso sí, son los fines de semana, cuando los leoneses acuden en masa, bien porque en el centro se cierra, o aprovechando que se trata de un espacio cerrado los días de invierno.

El presidente de Aleco considera que el verdadero problema que subyace a esto es la falta de consumo, y se pregunta cómo se puede sostener el comercio, tanto las grandes superficies como el pequeño comercio, cuando hay 40.000 personas en la ciudad que no tienen acceso al consumo porque no tienen trabajo. Además, se suma que los que sí trabajan tampoco pueden permitirse grandes lujos porque hay mucha gente que tiene empleo, sí, pero precario, temporal o parcial.

Según Menéndez el comercio tradicional leonés está "herido de muerte" y esta nueva apertura puede significar un nuevo obstáculo para la recuperación de este sector, que tanto ha sufrido la crisis, y que espera que los positivos datos macroeconómicos que hablan de recuperación se trasladen, de una vez por todas, a los ciudadanos de a pie.

En esta misma línea se pronuncia la asociación de comerciantes Centro León Gótico, cuyo presidente Juan Dopico, cree que la densidad de centros comerciales en la ciudad es "mucha" y, además, recuerda la "mala situación" de uno de las grandes superficies, León Plaza, que incluso ha sido vendida. "Ya hay suficientes centros comerciales, la oferta es más que suficiente", insiste.

Además, asegura que en León cada vez hay menos habitantes y, por el contrario, cada vez hay más centros comerciales. Algo que no se sostiene y que perjudicará, de nuevo al pequeño comercio, aunque León este sector está ya acostumbrado a pelear con los 'grandes'.

Juan Dopico (Centro León Gótico) ve el nuevo centro comercial como una nueva agresión al pequeño comercio
Ante esta masificación de centros comerciales el pequeño comercio, el más tradicional, el que de verdad da vida al centro de las ciudades es cada vez menos, más insignificante. Algo que provoca que se pierda la originalidad y esencia de muchos rincones y está igualando el paisaje urbano.

Para Dopico la singularidad del pequeño comercio es necesaria y critica que, cada vez, los comercios tradicionales están dando paso a las franquicias. "Da igual ir a Burgos, a Málaga o a Valencia, que ves en todas las ciudades las mismas tiendas", dice.

No obstante, aunque haya una nueva gran superficie, el presidente de Centro León Gótico se mantiene esperanzado con la viabilidad del comercio de siempre. "Por muchos centros comerciales que pongan ninguno va a tener una Catedral, ni un San Isidoro, ni un San Marcos".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído