Las herencias leonesas pagaron 32,6 millones en 2015 aunque 8 de cada 10 afectados estaban exentos

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones, una competencia estatal cedida a la Junta, cerró el ejercicio fiscal 2015 con una recaudación de 32.580.209,24 euros en la provincia de León. En total hubo 28.280 herederos, aunque sólo el 20% de ellos tuvo que abonar el impuesto

0 Comentarios

 Las herencias leonesas pagaron 32,6 millones en 2015 aunque 8 de cada 10 afectados estaban exentos
Las herencias leonesas pagaron 32,6 millones en 2015 aunque 8 de cada 10 afectados estaban exentos

 

Sucesiones y Donaciones es tratade uno de los impuestos más polémicos de los que existen y de plena actualidad en la vecina Comunidad de Asturias por una campaña para que se rebaje la tasa que allí se cobra, con ejemplos polémicos como la leonesa Leonor del Corral, que pagó 470.000 euros tras un litigio entre las dos Comunidades por ver dónde se aplicaba el impuesto.

Según los datos de la Junta referidos al ejercicio 2015, último fiscal con datos cerrados, cerca del 80% de las autoliquidaciones presentadas en la Comunidad no conllevaron tributación alguna. Una rebaja de este impuesto fue una de las condiciones impuestas por Ciudadanos al Partido Popular para aprobar los presupuestos del 2016, lo que podría rebajar aún más la cifra este año pasado, pendiente de contabilizar. Entre las medidas se aprobó que el mínimo exento de tributación por heredero se sitúe ahora en los 250.000 euros por los anteriores 175.000 euros vigentes. Para aprobar las cuentas de 2017 el partido naranja ha vuelto a poner una rebaja del impuesto sobre la mesa de negociación.

Estas cifras suponen que el heredero en primer y segundo grado no tributa por los primeros 250.000 euros del valor de la herencia que recibe, teniendo en cuenta que además la vivienda habitual está exenta de tributación. Hacienda señala que los contribuyentes de Castilla y León tampoco tributan en el caso de las herencias de empresas agrarias y para el resto de empresas la bonificación puede alcanzar hasta el 99% en función del cumplimiento de determinados requisitos. En términos globales este tributo grava entre el 7,5 y el 34 por ciento del valor neto de lo heredado, en caso de que acabe tocando pagar.

Recaudación en León

Desde la consejería de Economía y Hacienda de la Junta se ha señalado a este periódico que en 2015 las autoliquidaciones presentadas en el ejercicio en la provincia de León fueron 28.280 y el importe que sumaban ascendió a 32.580.209,24 euros. Cada autoliquidación representa a un heredero, que tiene que presentarla de forma individual, lo que supone que el número de herencias del ejercicio fue de 8.637.

La recaudación de 32,6 millones de euros se corresponde con parte de las autoliquidaciones del 2015 pero también alguna de ejercicios anteriores ya que la Junta permite le pago fraccionado de este impuesto. Una recaudación pagada sólo por el 20% de los herederos ya que Hacienda señala que el 80% restante incurre en alguna de las causas de exención o deducción que hace que el pago de su impuesto sea de cero euros.

Importancia del impuesto

En el año 2015 Sucesiones y Donaciones recaudó en Castilla y León un total de 171,6 millones de euros, siendo el segundo tributo en importancia de los recaudados por la Junta. Ese año fue precisamente en el que se batió el récord de recaudación de este impuesto desde el año 2007 de inicio de la crisis económica. Las desgravaciones globales de este impuesto del 2015 supusieron 204,1 millones ?de menos recaudación. En ese ejercicio sólo se presentaron recursos al 0,8% de las liquidaciones de este gravamen.

No obstante en 2015 en Castilla y León hubo, según cifras del Consejo General del Notariado, 2.156 renuncias a herencias, bien para no hacer frente a deudas acumuladas o por no poder afrontar el pago de impuestos. Una cifra que triplicó el número registrado en 2007, cuando hubo 784.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído